MEDIO AMBIENTE

La lluvia desvela la cría atípica en Córdoba del cárabo común, un búho urbano

© Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA).

La lluvia ha desvelado la cría atípica del cárabo común en Córdoba, un búho urbano de las ciudades españolas, fuera del período descrito en la bibliografía, ya que la recuperación de dos pollos caídos de un nido por las precipitaciones ha facilitado fechar la puesta de los huevos a primeros de octubre cuando lo normal es en febrero.

Los dos pollos cayeron por la lluvia del nido situado en los Jardines de Colón, en pleno centro de la ciudad, y fueron rescatados por un jardinero municipal, según ha informado este miércoles el Ayuntamiento de Córdoba.

Esto hizo posible primero su traslado Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) de Los Villares para garantizar su supervivencia y su futuro regreso a su medio habitual, y, después, comprobar la modificación del hábito reproductivo de esta ave.

Pollos de cárabo común

El biólogo Rafael Arenas, uno de los principales especialistas en aves en Andalucía, ha señalado a EFE que la edad de los pollos, unos veinte días, permite situar a primeros de octubre la puesta de los huevos.

Por ello, no es posible determinar, a su juicio, si se trata de una puesta temprana, anticipándose a la admitida comúnmente de febrero, o tardía, que sea consecuencia de que el cárabo común, Strix aliuco, según su nombre científico, es capaz de reproducirse en más de una ocasión al año por las temperaturas y la abundancia de alimentos que encuentra en su entorno en el caso de los Jardines de Colón.

Conforme a su criterio, el cárabo común podría hacer dos o tres puestas por año en las condiciones que se dan en su hábitat de los Jardines de Córdoba de Córdoba, según se ha conocido por la inundación del nido y la caída al suelo de los dos pollos.

En este caso, las palomas y las ratas son la principal fuente de alimento de esta rapaz nocturna de tamaño medio, que lleva en Córdoba, según Arenas, entre quince y veinte años, y que, incluso, llega a alimentarse de crías de gatos en zonas donde hay colonias amplias de este felino, como ha sucedido en un espacio cercano a los jardines donde se han recuperado los dos ejemplares.

No es la primera vez que llegan ejemplares de pollos de cárabo común al CREA de los Villares, que depende de la Junta de Andalucía, fuera de su época asumida de cría, pero sí es el caso en que se data de una manera tan específica que se trata de una camada atípica por la fecha.

Conforme a los datos aportados por Rafael Arenas, los huevos del cárabo común, tras ser puestos, tienen unos treinta días de incubación y luego los pollos entre treinta y 35 días de cría en el nido.

Arenas comentó que en el Parque del Retiro de Madrid también se han documentado puestas atípicas como la datada ahora en Córdoba. EFEverde

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com