ECOLOGÍA RÍOS

Ecologistas piden reproducir crecidas fluviales como alternativa a plaguicidas

río Jarama Vista del río Jarama. EFE Cristina Yuste/ARCHIVO

Ecologistas en acción solicitan al Canal de Isabel II que reproduzca las crecidas primaverales naturales de los ríos mediante la liberación controlada de agua como alternativa a las fumigaciones con pesticidas que aplican los ayuntamientos contra la propagación de la mosca negra en la Comunidad de Madrid.

Alternativa natural frente a los plaguicidas

Según Ecologistas en Acción, este año gracias al efecto del deshielo de la nieve de la borrasca Filomena ha permitido la desaparición de zonas de puesta de la mosca negra.

A juicio de las organizaciones ecologistas Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono (ARBA), Asociación Ecologista del Jarama El Soto, Ecologistas en Acción, Grupo de Acción para el Medio Ambiente (GRAMA) y Jarama Vivo, la notable reducción de la presencia de mosca negra este año en los ríos Jarama y Henares, en la Comunidad de Madrid, puede atribuirse a las crecidas primaverales provocadas por el deshielo, que este año fueron muy importantes en los dos ríos.

Las crecidas de los ríos reducen las poblaciones de mosca negra

En contraposición, “en el río Tajo (Aranjuez) y en el río Manzanares (Perales del Río-Getafe) las crecidas fueron muy limitadas por la mayor regulación de sus caudales” y, en consecuencia, las molestias provocadas por la mosca negra “han permanecido como otros años”, lo que en su opinión ayuda a corroborar que “las crecidas reducen las poblaciones de este molesto insecto, además de que regeneran y limpian el cauce de los ríos”.

El motivo, según las organizaciones ecologistas, es que “el deshielo del fenómeno meteorológico Filomena eliminó la vegetación acuática de fondo de los cauces”, en la que la mosca negra deposita sus huevos, por lo que “con ella desaparecieron gran parte de las larvas del insecto”.

Por ello, solicitan al Canal de Isabel II “que se reproduzcan las crecidas primaverales naturales de los ríos”, para lo que “bastaría liberar un mayor volumen de agua puntualmente y de forma controlada, desde las presas de cabecera o de tramos medios”, apuntan.

Desaparición de especies gracias a los químicos

“Esta dinámica favorecería la salud de los ríos, reduciría la acumulación de vegetación en cauces y riberas y, con ello, la proliferación de plagas”, añaden, por lo que “no sería necesaria la utilización masiva de plaguicidas que están contribuyendo a la desaparición de numerosas especies de insectos”, como libélulas, polillas o mariposas, “y con ellos la disminución drástica de especies insectívoras que podrían controlar estas nuevas plagas, especialmente murciélagos”.

Solicitan asimismo a los ayuntamientos ribereños de los ríos Jarama y Henares que tengan en cuenta la escasa afección de la mosca negra este año y que abandonen la rutina de los tratamientos masivos con pesticidas, “que no son tan inocuos como pretenden”, señalan.

Las organizaciones ecologistas animan a los municipios a que, en lugar de fumigar, exijan mancomunadamente al Canal de Isabel II que garantice todos los años una o dos crecidas primaverales importantes. EFEverde

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com