Crean cosméticos a partir del gas de CO2 de las bebidas refrescantes

Crean cosméticos a partir del gas de CO2 de las bebidas refrescantes

Zaragoza (EFEverde).- Investigadores de la Universidad de Zaragoza han creado cosméticos de cuidado facial, a partir de la "chispa" de las bebidas refrescantes, es decir, del anhídrido carbónico (CO2), que son más naturales que los que habitualmente se encuentran en el mercado.

Tras catorce años de investigación en tecnología basada en fluidos supercríticos -capaces de comportarse como líquidos o gas según las condiciones de presión y temperatura-, estos investigadores han elaborado unas muestras, con el objetivo de crear y comercializar toda una línea de cosméticos, ha explicado a Efe la coordinadora del proyecto, Ana María Mainar.

 

La profesora de Química física de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza ha explicado que el anhídrido carbónico sometido a alta presión actúa como un disolvente capaz de extraer el principio activo de las materias primas y separar trazas de otros restos orgánicos, lo que, aplicado a la cosmética, permite obtener un producto “cien por cien natural”.

La profesora de la Universidad de Zaragoza Ana María Mainar enseña los productos naturales y las muestras de los cosméticos.

La profesora de la Universidad de Zaragoza Ana María Mainar enseña los productos naturales y las muestras de los cosméticos. EFE/Marta Salguero

 

“Mucho más limpio” que los cosméticos naturales que se encuentran en el mercado, ya que, muchos de ellos, aunque están certificados como tales, utilizan para su elaboración el alcohol desnaturalizado, ha manifestado.

 

“Eso es lo que nosotros intentamos evitar siempre, porque, desde nuestra filosofía de químicos, entendemos que no es lo mejor que se puede dar al consumidor”, ha comentado.

Uva, trigo, lavanda

 

Para ello, han decidido extraer, con esta técnica, la sustancia activa de las materias primas que utilizarán para la elaboración de los cosméticos y que contienen principios antioxidantes, como la uva, el germen del trigo o plantas aromáticas, como la lavándula.

 

Y han descartado utilizar otros disolventes adulterados del petróleo, como la acetona, a fin de conseguir un producto “cien por cien natural”.

 

No sólo eso, ha añadido Mainar, sino que, al tener una mayor concentración de sustancias activas de materias primas, el cosmético, además de penetrar mejor en la piel, es más efectivo para el tratamiento del cutis.

 

Por ahora, esta línea de cosméticos, a la que todavía no han puesto un nombre, se centrará en tratamiento y limpieza de la piel, en cremas hidratantes y antiedad, tónicos y leches limpiadoras.

 

Se trata de un proyecto innovador, ya que, aunque la tecnología CO2 supercrítica es utilizada en otros ámbitos, hasta ahora prácticamente no se había aplicado a los cosméticos.

 

De momento, además de participar en el programa “Spin Up” de la Universidad de Zaragoza, dónde reciben formación sobre cómo crear una empresa, los investigadores están realizando un estudio de mercado, contactando con posibles proveedores y buscando tiendas especializadas que estén interesadas en venderlo. EFEverde

 

 

 




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies