COSTA R. VOLCÁN TURRIALBA

Vulcanólogos estudian los cambios en la cima del costarricense volcán Turrialba

  • Los vulcanólogos han visitado diversos puntos de la caldera del Turrialba para documentar los cambios físicos ocurridos en el pico del coloso

Vulcanólogos estudian los cambios en la cima del costarricense volcán Turrialba Cambios en el cráter del volcán Turrialba, con anotaciones del autor de la imagen. EFE/Ovsicori

EFEverde.- Las nuevas erupciones del volcán Turrialba han provocado cambios físicos  en la cima de la montaña, que han empezado a estudiar los científicos del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori).

Las autoridades reportaron que se trató de una “expulsión sostenida de ceniza” que levantó una pluma que no alcanza los 300 metros sobre el cráter activo, mientras que el viento dispersó el material hacia el noroeste, rumbo al centro del país.
“No es un erupción tan pequeña como se puede creer, esta es la primera vez que tiene una forma que se ajusta más a lo que llamamos hipersodial que es cuando tiene agua involucrada”, explicó a Acan-Efe el vulcanólogo Eliécer Duarte.
La erupción se prolongó por 20 minutos y finalizó con varias explosiones internas, y se espera que este tipo de actividad se continúe observando durante esta semana, según el experto.
Un informe revelado este lunes indica que vulcanólogos del Ovsicori visitaron el jueves pasado diversos puntos de la caldera del coloso Turrialba para documentar los cambios físicos en la cima y alrededores debido a las erupciones del pasado mes de mayo.
Entre los hallazgos destacados se encuentra el calentamiento e incandescencia a lo largo de una grieta que está al lado del cráter activo, así como la observación de gran cantidad de material acumulado.
“El cráter esta formado por paredes de roca sólida y ahí hay una grieta por donde se filtran gases de alta temperatura que calientan las paredes. Eso hace que se vea material incandescentes y que dé la apariencia de lava juvenil de magma, sin embargo, es roca preexistente que se hace de la formación de erupciones pasadas”, expresó Duarte.
En meses pasados los expertos han registrado en el cráter activo destrucción completa de la vegetación, así como temperaturas arriba de los 500 grados celsius, junto con la salida de gases de alta temperatura y presión que calientan la roca.
Los vulcanólogos también aprovecharon la visita a la zona para tomar muestras de bloques sólidos de erupciones de los pasados meses de marzo, abril y mayo.
El coloso entró en una fase activa de mayor constancia desde el pasado octubre y desde ese momento ha presentado numerosas erupciones de cenizas, gases y material incandescente.
El volcán Turrialba esta ubicado a 70 kilómetros al este de San José y está situado a 3.340 metros de altitud.




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com