CUMBRE CLIMA

La Cumbre Global pide más fondos climáticos mundiales destinados a la salud

EFE/Fernando Villar

La Cumbre Global Clima y Salud ha pedido este sábado en sus conclusiones finales a los negociadores de la COP25 que impulsen la protección de la salud en su agenda y destinen más fondos climáticos mundiales a su preservación y defensa.

Cumbre Global

Este es uno de los mensajes de esta Cumbre Global, organizada por la Alianza Global Clima y Salud en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), celebrada en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, que ha alertado sobre la enorme amenaza que para la salud supone la crisis climática.

“Solo un pequeño porcentaje de todos los fondos climáticos mundiales se destina al clima y la salud. Se necesita mucho más para la adaptación del sistema de salud y para las intervenciones básicas de salud pública que mejoren el estado de salud de las personas”, recogen las conclusiones.

Jeni Miller, directora de la Alianza Global Clima y Salud, ha resaltado: “Responder al desafío del cambio climático ya no se trata de cómo lo haremos y si tenemos el dinero para pagarlo, sino de la voluntad política de asumirlo. El tiempo para las palabras ha pasado hace mucho tiempo. Es el momento para que los gobiernos continúen con una acción audaz en materia de salud climática”.

La Cumbre Global Clima y Salud pide que la COP25, reunida en Madrid hasta el 13 de diciembre, aborde en sus negociaciones los siguientes aspectos:

  1. Acuerdos internacionales que protejan la salud y los derechos humanos de personas afectadas por el aumento de migraciones y desplazamientos a causa de los efectos del cambio climático con el fin de proporcionar recursos para su recuperación.
  2. Establecer salvaguardas sociales y ambientales para que las emisiones de carbono no se comercialicen a expensas de la salud de las comunidades vulnerables en zonas de alta emisión. La transición global a una economía baja en carbono debe brindar beneficios de salud para todos.
  3. El “derecho a la salud” requiere que el régimen climático no solo prometa, sino que también las reducciones de gases de efecto invernadero sean una realidad recogida en informes internacionales transparentes.
  4. Financiación climática para ayudar a los países en desarrollo a cumplir sus objetivos de mitigación y para apoyar su adaptación y resistencia. Se han prometido 100 mil millones de dólares al Fondo Verde para el Clima, pero aún no se han entregado por completo, solo un pequeño porcentaje se destina al clima y la salud.
  5. Con el aumento de los impactos del cambio climático en todo el mundo, se debe acometer una planificación para que los países se adapten y se preparen con el fin de minimizar las pérdidas humanas y las amenazas a la salud.

La Cumbre Global ha reunido a ministros de salud, autoridades sanitarias mundiales, expertos y jóvenes activistas. Más de 600 profesionales de la salud procedentes de 50 países, la mayor reunión de activistas de salud contra el cambio climático.

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, ha insistido en este encuentro en que el cambio climático “es la mayor amenaza a los derechos humanos”.

En uno de los paneles de la Cumbre, Bachelet ha mantenido una conversación con la responsable de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS, María Neira, en la que ambas han hecho un llamamiento mundial para que la salud se coloque en el centro de las consecuencias negativas que supone la crisis climática.

“La salud humana es un derecho -ha insistido Bachelet- y el cambio climático afecta más a la salud de los más vulnerables, de las mujeres y los niños. Tenemos hechos, no hablamos de ideas. Siete millones de personas mueren al año en el mundo por contaminación. Los políticos deben analizar los hechos y tomarnación ambiental: “La OMS no puede ser un mero observador ante esto sin enfadarse, nos estamos impacientando mucho. ¿Por qué no entramos en pánico con siete millones de muertes al año?”.

En la inauguración de la Cumbre Global, la ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, ha afirmado:”El cambio climático es un desastre medioambiental y una emergencia para la salud humana. No estamos ante una distopía, es una realidad cotidiana y palpable. Hay que dimensionar la terrible amenaza que para la salud supone”.

“Es tiempo de actuar. Estamos siendo lentos. Hace falta una respuesta multinacional, enérgica y urgente, con la complicidad de los ciudadanos, sin retrasos ni retrocesos”, ha añadido.

En uno de los paneles de la Cumbre, “Jóvenes líderes en Clima y Salud”, intervinieron cuatro estudiantes y activistas, de España, Canadá, Filipinas y Bahamas, que resaltaron el compromiso de la juventud contra la crisis climática y en defensa de la salud.

“Ayer miles de personas marcharon juntas en Madrid porque la realidad del cambio climático ya está aquí. Hay que actuar para que cambien las leyes y la especie humana sobreviva. Estoy hablando de salud”, ha subrayado la estudiante española de Medicina Carmen Corrales. EFEverde

Especial informativo COP25 Madrid-Chile en EFEverde

 

 





Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com