CUMBRE CLIMA

Como un reloj… y como una patena

EFE/J.J. Guillén

Raúl Casado.- EFEverde.- Como un reloj; así ha funcionado la organización de la cumbre del clima del Madrid durante la primera semana y cuando ha pasado el ecuador de la conferencia una cosa llama la atención de los delegados; todo está como una patena.

“Esta gente se debe llevar la basura a casa”, comentaba sorprendida una trabajadora del servicio de limpieza del recinto ferial de Madrid, una instalación acostumbrada a la entrada, en las grandes citas, de un número de personas muy superior al que se han acreditado para esta conferencia.

La COP25 junto a Juvenalia

La Feria de Madrid se ha preparado en menos de un mes para acoger una cita que normalmente se conoce y organiza con más de un año de antelación y que debe responder a los elevados estándares de requerimientos técnicos que exige la ONU en materia de seguridad, producción audiovisual o telecomunicaciones.

Pero además, durante cinco días (desde el pasado jueves hasta hoy) la Feria acoge -además de la cumbre del clima- una de sus citas más populares y arraigadas, la Feria del Ocio Infantil y Juvenil (Juvenalia) que atrae a miles de personas y que transcurre también con absoluta normalidad.

Algunos diplomáticos, con amplia experiencia en este tipo de conferencias de la ONU, han mostrado en conversaciones informales en los pasillos de la cumbre su satisfacción por cómo España ha organizado esta cita en apenas un mes.

Los bares, cafeterías y restaurantes del recinto han atendido también los requerimientos de la organización para que todo el menaje utilizado durante la cumbre sea reciclable y han descartado en la medida de lo posible todos los materiales los plásticos.

La afluencia de delegados a la cumbre ha sido este lunes muy superior a la de los primeros días, cuando las negociaciones se encontraban todavía en una fase muy técnica, pero tampoco hoy se han formado las interminables colas que suelen formarse el primer día de la segunda semana, cuando empieza la fase más política y decisiva en este tipo de reuniones.

La propia Convención de Cambio Climático de Naciones Unidas (UNFCC, por sus siglas en inglés) se ha hecho eco en su cuenta de twitter del esfuerzo que la organización está haciendo para que la cita resulte lo más sostenible y respetuosa con el clima posible.

Ese esfuerzo, ha observado la Convención, incluye la compensación de todas las emisiones inevitables de gases de efecto invernadero con créditos certificados por Naciones Unidas, además de un “amplio” reciclaje.

La Convención ha destacado que el evento será “totalmente neutro” desde el punto de vista climático y que la prioridad de los organizadores ha sido evitar en la medida de lo posible las emisiones de gases de efecto invernadero, responsables del calentamiento del planeta.

Las emisiones “inevitables” serán compensadas mediante créditos que beneficiarán a comunidades locales de algunas de las zonas más empobrecidas del planeta, según la Convención.

Para fomentar los desplazamientos en tren, Renfe efectúa un descuento del 35 por ciento a todos los participantes en la Conferencia, que durante el tiempo que dura la cumbre disponen además de una tarjeta de transporte gratuita (metro y autobús) para acceder al recinto y moverse por la ciudad durante la conferencia.

Los delegados reiteran en cada conversación el alto nivel de confort que ofrece el recinto, y los ministros chilenos desplazados a Madrid reiteran en cada una de sus intervenciones su agradecimiento a España por haber acogido esta cita tras la renuncia de su país. EFEverde

Especial informativo COP25 Madrid-Chile en EFEverde

 

 





Secciones: