CUMBRE CLIMA

Ecologistas consideran un buen gesto que España acoja la COP25, pero con dudas por los plazos

Recurso de archivo. EFE/PHILIPP GUELLAND

Las organizaciones ecologistas han calificado como “un buen gesto” del Gobierno de España en funciones la posibilidad de organizar la COP25 en Madrid pero al mismo tiempo han mostrado a EFEverde su escepticismo ante las dificultades técnicas “para materializarla en tan poco tiempo”.

El presidente del ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, ha trasladado al mandatario chileno, Sebastián Piñera, la disposición española para asumir la organización de la 25 Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25) inicialmente convocada en Santiago de Chile entre el 6 y el 13 de diciembre.

El gabinete chileno anunció hace unos días su renuncia a esta cumbre debido a la compleja situación interna que atraviesa y ahora ha sido su ministra de Medioambiente, Carolina Schmidt, la encargada de comunicar oficialmente a las Naciones Unidas la propuesta española.

WWF España

“Organizar una COP en España es un mensaje potente para empresas, inversores y sociedad, en el sentido de que vamos en serio en la lucha contra el cambio climático”, ha explicado a EFEverde la experta de WWF España Mar Asunción pero “el problema es que no sé si esta propuesta es realista”.

Asunción ha recordado que una reunión de estas características “no se limita a las dos semanas de la cumbre, sino que requiere un trabajo previo de organización que no hemos hecho nosotros” para poder desarrollarla “y, encima, con unas elecciones por medio”.

La portavoz de WWF España, al igual que otros especialistas, ha explicado que “la opción en la que todos pensábamos como alternativa a Santiago era Bonn, no Madrid” y de hecho la propuesta de Sánchez será analizada la semana próxima por la Mesa de Gobierno de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en la ciudad alemana.

Ecologistas en Acción

En el mismo sentido se ha manifestado el portavoz de Ecologistas en Acción, Javier Andaluz, que ha hablado de “un buen gesto” aunque “difícilmente se podrá materializar, por diversas razones”.

Además del escaso tiempo hasta la fecha prevista para la cumbre, Andaluz ha recordado que “nosotros no estamos en América, sino en Europa, y en estas reuniones el equilibrio de fuerzas es importante porque el país que organiza marca la agenda”.

“No estamos hablando de una interseccional, sino de una COP, una reunión muy compleja que implica muchas cosas más allá de realojar a las delegaciones participantes”, ha advertido, “incluyendo la capacidad de reacción de los países más pobres”, por lo que “corremos el riesgo de asistir a una reunión con un discurso en exceso institucional” que “además, tiene muchas posibilidades de ser asumido por un gobierno en funciones”.

Andaluz ha planteado la posibilidad de que Chile mantuviera la presidencia, aunque físicamente se trasladara la ubicación a España, pero ha criticado a Piñera por “zafarse de una cumbre en la que se iba a denunciar de modo claro la tendencia antiecológica de su gabinete, desde su apuesta por el extractivismo hasta las políticas hidráulicas”.

Greenpeace

El portavoz de Greenpeace, José Luis García, ha añadido a EFEverde que “sinceramente, creo que no da tiempo a preparar algo así…, pero ni España ni ningún otro país”, al coincidir con Asunción y Andaluz en que “no sólo es la logística, sino la preparación política y técnica” que se desarrolla durante todo el año previo.

“Aunque esta cumbre es de carácter técnico y no se esperaban grandes decisiones políticas, estamos en un contexto de emergencia climática” y por tanto la COP25 es “importante de por sí”.

De hecho, “el papel de España y de toda Europa va a ser decisivo, porque internacionalmente deben liderar la lucha contra el cambio climático”, si bien se ha quejado de que “los planes de Sánchez son poco ambiciosos a nivel nacional”.

García espera que el próximo Consejo Europeo de diciembre, el primero dirigido por el nuevo equipo presidido por Úrsula von der Leyen, adopte “decisiones importantes” en ese sentido, incluyendo “ir a cero emisiones en descarbonización para 2050 aunque nosotros queremos que sea antes”.

SEO/BirdLife

En un comunicado, SEO/BirdLife ha recalcado que ante la emergencia climática en la que nos encontramos, es imprescindible seguir con las negociaciones bajo el Convenio de Cambio Climático de la ONU.

Esta organización felicita al Gobierno en funciones por el ofrecimiento de Madrid como sede alternativa para celebrar la cumbre en 2019: “quedan por despejar varias dudas importantes sobre la posibilidad de celebrarlo en un plazo tan corto de tiempo, por ejemplo cuestiones de logística, coste, visados, disponibilidad de presupuesto en delegaciones de países en desarrollo, y la necesidad de que un Gobierno en funciones, posiblemente en plena campaña electoral, pida la aprobación del Congreso para alcanzar un acuerdo de sede”.

La ONG ha recordado que España es uno de los países europeos que más se verán afectados por el cambio climático.

La celebración aquí puede ser “una oportunidad también para que todo el arco parlamentario español convierta el cambio climático en política de Estado, donde la ambición, la acción y el consenso en la materia esté garantizado. Lo más importante es que la cumbre siga su agenda, significa mucho desde el punto de vista social. El planeta no puede esperar”, ha resumido Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife. EFEverde

Te puede interesar:

España se ofrece a acoger la COP25 en las fechas previstas tras la renuncia de Chile

Las COP, una carrera de obstáculos que arrancó en la Cumbre de la Tierra

 


Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com