Bolivia busca recuperación de la Chiquitanía con cooperación internacional

CUMBRE CLIMA

Bolivia busca cooperación internacional para la recuperación de Chiquitanía

Bolivia busca cooperación internacional para la recuperación de Chiquitanía El viceministro de Medio Ambiente, Carlos Rivadeneira, en la COP25. EFE/Lourdes Uquillas

Bolivia busca cooperación internacional para la recuperación de más de cinco millones de hectáreas calcinadas en el incendio de la Chiquitanía, "que sufrió una pérdida incalculable de biodiversidad", explicó en la Cumbre del Clima en Madrid el viceministro de Medio Ambiente, Carlos Rivadeneira.

Durante una rueda de prensa en la XXV Cumbre de la Convención de Cambio Climático (COP25), Rivadeneira señaló que “el fuego calcinó más de cinco millones de hectáreas, cuya extensión supera al tamaño de muchos países del planeta”.

Incendio sin precedentes

El incendio alcanzó “la categoría 6, con columnas de fuego de 12 kilómetros de altura, es decir, 12.000 metros”, según el viceministro, una “situación inédita”, que provocó la expansión de las llamas por la caída de esquirlas.

Se calcinaron miles de especies de flora y fauna, “es una pérdida para la Chiquitanía, para Bolivia, pero también para el mundo”, aseguró Rivadeneira.

“No se tomaron las medidas oportunas y a tiempo”, como “la declaración de situación de desastre desde el inicio del fuego”.

Afirmó que la gravedad radica en que la temperatura del suelo, aun cuando se sofocó el incendio con ayuda local e internacional tras las lluvias, era tan alta que las reservas de agua que se obtuvieron “desaparecieron de inmediato”.

Aparecieron “miles de cadáveres de animales carbonizados y muchos heridos” que fueron trasladados a refugios donde se encuentran actualmente y serán devueltos a la naturaleza en cuanto esta se recupere.

Aumento de los focos de calor

La cooperación internacional busca un “diagnóstico real, pero no existe, todos son valoraciones provisionales” elaboradas con la ayuda de expertos del sector, de la ciencia y oficiales.

Rivadeneira aseguró que la tragedia se produjo por el incremento de los focos de calor acompañado del desmonte y el traslado de población de zonas altas a zonas bajas y como “prebenda electoral”.

Todo ello ayudado por los fuertes vientos de finales de invierno y principios de primavera.

El Gobierno en funciones de Bolivia liderado por la presidenta interina, Jeanine Áñez, “trabaja por la recuperación de la zona calcinada y espera que el próximo Ejecutivo continúe las negociaciones en las próximas reuniones latinoamericanas en Andorra y Centroamérica”.

Asimismo, el 16 de diciembre se constituirá un foro nacional para “la restauración de zonas afectadas y la prevención para el futuro”.

Miles de jóvenes así lo han demandando en las reuniones mantenidas, indicó el viceministro, “porque quieren asegurar su futuro”.

Explotación de minerales

Sobre las explotaciones de minerales, concretamente de litio en la región de Potosí, Rivadeneira manifestó a Efe que el Gobierno actual “no puede adoptar ninguna medida”, pero, “como ha afirmado el dirigente Marcos Pomari, no se puede dejar nuevamente a esta región sin sus recursos”.

Señaló que el Gobierno de Áñez “es de transición y será el que salga de las nuevas elecciones el que deba adoptar esas medidas”, en relación a los contratos firmados con varias multinacionales para la explotación de recursos naturales en Bolivia. EFEverde

 

Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com