HONDURAS BIODIVERSIDAD

Cooperación Española, un gran aliado del Parque Nacional Celaque en Honduras

Cooperación Española, un gran aliado del Parque Nacional Celaque en Honduras Parque Nacional Celaque, en Gracias (Honduras).EFE/Gustavo Amador

El Parque Nacional Celaque, uno de los principales pulmones de oxígeno del oeste de Honduras y parte de la cultura de la etnia lenca, tiene entre sus mejores aliados a la Cooperación Española, que lo promueve como destino turístico y área protegida.

Celaque, vocablo indígena que significa “caja de agua”, es una gran cordillera en el departamento de Lempira, que además tiene el pico más alto de Honduras, con 2.849 metros sobre el nivel del mar.

“Nosotros tenemos un gran aliado en la Cooperación Española, que ha venido a fortalecer y proteger el parque”, dijo a Efe Ulises Soriano, coordinador de uso público del Parque Nacional Celaque.

Área protegida :

Se trata de un área protegida que se localiza entre los departamentos occidentales de Lempira, Copán y Ocotepeque y que ofrece “una gran diversidad de especies de flora y fauna, algunas endémicas como la Salamandra bolitoglossa celaque”, agregó.

Soriano señaló que, además de contar entre sus atractivos con el pico más alto de Honduras y su bosque nublado, Celaque es un área de interés a nivel nacional rica en cultura y gran diversidad, con unas 285 especies de aves, de las cuales 60 son migratorias.

A ello se suman una variada flora con orquídeas, helechos, pinos, árboles de hoja ancha y una fauna que completan mamíferos, reptiles e insectos que conforman todo un mundo de vida natural en un ambiente de mucha agua y aire puro.

 Foto de un árbol en el Parque Nacional Celaque, en Gracias (Honduras). El Parque Nacional Celaque, uno de los principales pulmones de oxígeno que tiene el occidente de Honduras y es parte de la cultura de la etnia lenca, tiene entre sus mejores aliados a la Cooperación Española, que lo promueve como destino turístico y área protegida. EFE/Gustavo Amador

Foto de un árbol en el Parque Nacional Celaque, en Gracias (Honduras). El Parque Nacional Celaque, uno de los principales pulmones de oxígeno que tiene el occidente de Honduras y es parte de la cultura de la etnia lenca, tiene entre sus mejores aliados a la Cooperación Española, que lo promueve como destino turístico y área protegida. EFE/Gustavo Amador

Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID):

El responsable del proyecto de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) en Gracias, José Luis Cárdenas, indicó que la inversión en el parque en varios años supera el millón de euros y que esa asistencia se enmarca en un Programa de Conversión de Deuda de Honduras frente a España.

Agregó que la Cooperación Española en el Parque Nacional Celaque incluye la planificación, fortalecimiento organizativo, accesibilidad al sitio, adecuación de senderos y remodelación del centro de visitantes.
También está previsto para los próximos meses la reconstrucción de algunos campamentos para los visitantes interesados en pernoctar en el lugar.

El agua que suministra la cordillera de Celaque a las comunidades adyacentes favorece a más de 100.000 personas, de las que unas 55.000 viven en Gracias, ciudad que se levanta al pie del parque nacional, que en 2015 fue declarado Reserva Biosfera Cacique Lempira, en honor al primer héroe nacional.

Lempira, según apuntes históricos registrados en el Archivo de Indias en Sevilla, fue un cacique que murió luchando cuerpo a cuerpo contra los conquistadores españoles, quienes dejaron una riqueza colonial a través de templos religiosos que se mantienen en pie en el oeste y otras regiones de Honduras.

Ciudades coloniales:

La colonial ciudad de Gracias, Belén, San Marcos de Caiquín, San Manuel de Colohete y San Sebastián, todas miembros de la Mancomunidad de Colosuca, conservan hermosas iglesias coloniales que por su belleza, con su estilo barroco, son auténticas joyas del patrimonio religioso y cultural de este país centroamericano.

Se suma La Campa, que ya no forma parte del colectivo Colosuca y que también tiene una hermosa iglesia colonial, además de ser un pueblo de mujeres alfareras, entre quienes figura María Desideria Pérez, una de las beneficiadas por la Cooperación Española.

Celaque, cuya selva y cuyo bosque nublado invitan a quedarse, también hace honor a su nombre porque el agua no le falta a las comunidades que le rodean, de lo que dan fe los habitantes de la Ciudad de Gracias, cabecera departamental de Lempira, desde la que se divisa el pico más alto de Honduras.

El embajador español en Tegucigalpa, Miguel Albero, dijo a Efe que Celaque recibe asistencia a través del Programa de Reconversión de Deuda de Honduras frente a España, que abarca otros proyectos en varias regiones del país centroamericano.
Añadió que la Cooperación Española se ve en Celaque en la casa de atención al turista y los senderos, entre otros espacios en el interior del parque, que definió como “algo maravilloso que tiene Honduras y debe cuidar”. EFEverde

 




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com