MÉXICO MEDIO AMBIENTE

Activistas temen que la contaminación de una granja en Yucatán dañe los cenotes

Activistas temen que la contaminación de una granja en Yucatán dañe los cenotes Foto de uso editorial cedida por la empresa PAPO en el estado de Yucatán (México). . EFE/PAPO

La belleza de los cenotes que se encuentran en el municipio de Homún, en el estado de Yucatán, sureste de México, vuelven a capturar la mirada del mundo, pero no por la belleza que atrae a los turistas sino por una amenaza de contaminación que puede provocar una granja.

El peculiar atractivo de esos cuerpos de agua cristalina que se ubican debajo de la tierra puede destruirse debido al funcionamiento de una granja porcina que abrió sus puertas hace algunas unas semanas en esa zona.

Antes estos hechos un grupo de ambientalistas, preocupados por la posible contaminación, han llamado la atención mediante marchas y concentraciones en los que exigen la intervención de las autoridades estatales y federales.

Los ambientalistas argumentan que el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) otorgado a los propietarios de la empresa Producción Alimentaria y Porcícola (PAPO) se entregó de manera irregular.

Impacto medioambiental de una granja porcina

Cenote Yucatán

El cenote Tza Ujun Kat en la comunidad maya de Homún, en el estado de Yucatán (México). EFE/Cuauhtémoc Moreno

Los habitantes están molestos con las autoridades de Yucatán que otorgaron el permiso correspondiente, a pesar de que el entonces gobernador, Rolando Zapata Bello, y su secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, Eduardo Batllori Sampedro, firmaron en 2013 un decreto que establece la creación del área natural protegida Anillo de Cenotes.

Pero aunque el problema apunta hacia la granja, Ricardo Díaz Montes de Oca, uno de los propietarios de la instalación que criará 49.000 cerdos, aseguró que no habrá contaminación en el manto freático y por lo tanto no habrá ningún problema con los cenotes que se encuentran en la zona, aunque de los 300 que están contabilizados son pocos los que se explotan para el turismo.

“No habrá contaminación porque contamos con un sistema terciario único en su tipo en México; el sistema viene con la separación de sólidos y biodigestores y una planta de tratamiento de aguas residuales que significa que no hay descarga de agua contaminada al subsuelo”, manifestó a Efe el empresario.

Más de 150 granjas en la zona

En Yucatán existen más de 150 granjas tecnificadas y todo el territorio cuenta con cenotes, “ante esos datos, la empresa PAPO adquirió tecnología punta para no dañar el medio ambiente”, dijo Díaz Montes de Oca.

Dijo que las aguas tratadas sirven de nuevo a la actividad de la granja ya que se le da un “doble uso”, para limpieza y riego, como lo hace la mayoría de los criadores de cerdos que siembran plantas para el consumo del ganado porcino.

Medios locales informaron de que el próximo 9 de octubre se llevará a cabo la audiencia para determinar si se establece la suspensión definitiva de la granja.

El empresario afirmó que “los disconformes tienen las puertas abiertas para que conozcan el proyecto, que es amigable con el medio ambiente; los inversionistas estamos poniendo nuestro grano de arena para impulsar la economía de Yucatán, buscando un clima de paz, diálogo y respeto”, precisó.

A su vez, el arqueólogo y ambientalista Sergio Grosjean, informó a Efe que en breve se formará un cuerpo colegiado, integrado por biólogos, investigadores, diputados y autoridades de Homún, quienes supervisarán la granja para evitar la contaminación de los cenotes.

Contaminación en los cenotes

Grosjean, quien desde hace más de 10 años se dedica al saneamiento de cenotes en la Península de Yucatán, manifestó que desde el punto de vista legal “no existe poder jurídico que impida los trabajos en la granja, porque cuenta con todos los permisos”.

Lamentó que muchos habitantes de Yucatán se quejen de contaminación “cuando muchos de ellos no son capaces de limpiar esos centros de agua; en Yucatán el 70 % de los más de 3.000 cenotes están contaminados”, aseguró el espeleólogo que ha saneado más de 76 cenotes en la región, doce de ellos este año.

El especialista indicó que otra forma de contaminación de los cenotes radica en “muy pocos cuentan con rellenos sanitarios y tecnología para no contaminar, ya que al estar a cielo abierto, cuando llueve toda la contaminación de la basura se va al subsuelo”. EFEverde




Secciones: