CONTAMINACIÓN AGUAS

Detectan más contaminación del agua en Doñana por la acción humana local

Parque de Doñana en Huelva. EFE/Julián Pérez

Un estudio de la Estación Biológica de Doñana ha concluido que la contaminación de sus aguas ha aumentado en los últimos años a consecuencia de la actividad humana local, fundamentalmente la agricultura intensiva y el “pobre” tratamiento de los vertidos industriales, según ha informado el instituto en una nota.

De acuerdo con la investigación desarrollada por la entidad dependiente del CSIC, los ecosistemas de Doñana estarían “seriamente amenazados” debido al fenómeno de la eutrofización (aumento de la concentración de nutrientes en agua), lo cual motiva la expansión de microorganismos y especies de plantas invasoras.

El informe, elaborado a partir del análisis de aguas de 56 puntos de muestreo distintos entre los años 2013 y 2016, revela que las concentraciones de nutrientes observadas en los arroyos, de los cuales preocupa especialmente la del arroyo Partido, son “consistentemente superiores” que en la marisma.

Irene Paredes, autora principal de este trabajo, ha señalado que “aunque la eutrofización es un proceso natural, cuando el exceso de nutrientes (nitrógeno y fósforo) proviene de actividades humanas se puede considerar una perturbación antrópica y, por lo tanto, un  problema de calidad del agua que requiere de medidas de gestión adecuadas para reducirlo o  eliminarlo”.

La autora explica que “el hecho de que las concentraciones de nutrientes observadas en los arroyos sean superiores que en la marisma tiene una relación directa con la proliferación de cultivos bajo plástico en los alrededores de Doñana durante las últimas décadas”.  

En ese sentido, el informe también advierte que “la evolución futura del proceso de eutrofización en la marisma de Doñana y sus cuencas vertientes seguirá en aumento si no se toman medidas adecuadas y urgentes para reducir el impacto de las presiones humanas y la competencia por los recursos  hídricos”.

Además, la Paredes ha recalcado que “hay tramos de los arroyos que están demasiado contaminados para permitir la supervivencia de peces y otra fauna, y la marisma  está funcionando como un filtro verde para depurar estas aguas”. EFEVerde




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com