TIEMPO INUNDACIONES

Conmoción y solidaridad en Baztán, donde se trabaja en la evaluación de daños

  • El Valle de Baztán es el más extenso de Navarra

Conmoción y solidaridad en Baztán, donde se trabaja en la evaluación de daños

Los vecinos del navarro Valle de Baztán viven entre la conmoción y las muestras de solidaridad el día siguiente a la riada que ha causado grandes daños, sobre todo, en Elizondo, la capital del municipio, donde se trabaja ya en la evaluación de los daños causados por las tormentas.

El Valle de Baztán, el más extenso de Navarra, con 376 kilómetros cuadrados, compuesto por quince pueblos, sufrió ayer una sucesión de tormentas de gran intensidad que llegaron a descargar hasta 37 litros por metro cuadrado en una hora y que han causado cuantiosos daños en infraestructuras públicas y propiedades particulares.

Aunque la zona de Elizondo más alejada del río apenas se vio afectada, en la colindante al cauce continúan hoy las labores de limpieza, si bien la situación ya se ha normalizado, “porque ayer se hizo un trabajo extraordinario desde el minuto cero”, ha comentado a Efe la concejala del Ayuntamiento de Valle de Baztán Begoña Sanzberro, exconsejera de Desarrollo Rural del Gobierno de Navarra.

Sanzberro ha explicado que costará más tiempo volver a la normalidad en los locales y casas particulares de Elizondo, porque hay importantes daños en maquinaria de todo tipo, hay tabiques interiores que se han venido abajo, escaparates rotos y mobiliario que será irrecuperable.

“Esa realidad física no se puede reponer de un día para otro, porque primero hay que desescombrar todo, hay que sacar el género de los establecimientos; es un proceso complicado”, ha destacado la concejala.

Hay maquinaria agrícola afectada por la riada en alguna explotación de Arizkun que se encuentra junto al río, pero los mayores daños se han producido en la maquinaria industrial que se encontraba en establecimientos como carnicerías, restaurantes, talleres o carpinterías del casco urbano de Elizondo.

No será fácil hacer una valoración de los daños, porque el término municipal de Valle de Baztán es muy amplio y los núcleos de población están muy dispersos.

Inicialmente se concentraron “todos los efectivos y toda la preocupación” en Elizondo, pero “después ya nos dimos cuenta de que también teníamos en Errazu muchos daños, no tanto en el casco urbano, sino en accesos, pistas, puentes y caseríos aislados”, ha afirmado Sanzberro.

Los daños en infraestructura pública son valorados por técnicos del Gobierno de Navarra, sobre todo de los departamentos de Medio Ambiente y Fomento, y los desperfectos en bienes particulares son evaluados por los peritos de las aseguradoras, que ayer mismo empezaron a llegar a la localidad.

En este momento, ha subrayado la concejala, el ambiente en Valle de Baztán es de “conmoción tremenda, serenidad también, solidaridad, y el empuje para empezar inmediatamente a trabajar todos y a reponer la realidad”.

Sanzberro ha asegurado que “francamente hay que quitarse el sombrero” por la actitud de los vecinos del valle, porque “la gente se ha ayudado, ha mantenido la calma, la serenidad y la entereza para inmediatamente ponerse a trabajar”.

Además, ha indicado que la coordinación “ha sido muy buena” entre el Ayuntamiento, el Gobierno de Navarra y los cuerpos de seguridad y salvamento: “El engranaje ha funcionado perfectamente y eso ha permitido que hoy no estemos lamentando desgracias personales”. EFEVerde




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com