CONGO TALA ILEGAL

La tala ilegal: desde Congo al mercado europeo, pasando por España

  • La tala ilegal está poniendo al límite la vida de los cerca de 40 millones de congoleños que dependen directamente del bosque para sobrevivir. Las disputas entre madereros y las comunidades locales generan tensiones y violencia

La tala ilegal: desde Congo al mercado europeo, pasando por España Troncos listos para ser transportados por el río con destino a Kinshasa. EFE/Global Witness

EFEverde.- La República Democrática del Congo (RDC), que alberga el segundo bosque tropical más grande del mundo, se enfrenta a una grave amenaza: la tala ilegal. Europa es uno de los grandes destinos de esta madera, que generó 87 millones de euros el año pasado, y España figura entre sus principales clientes.

En el informe publicado hoy “Exportación de la impunidad: cómo el bosque del Congo es talado de manera ilegal para los mercados internacionales”, la organización Global Witness documenta las ilegalidades de la industria y la complicidad de la comunidad internacional para silenciar el saqueo del bosque congoleño.

“Las compañías están violando sistemáticamente las leyes sociales, ambientales y tributarias”, advierte a Efe Alexandra Pardal, líder de la campaña de Global Witness.

La tala ilegal, que afecta a provincias como Équateur o Bandundu (oeste), está poniendo al límite la vida de los cerca de 40 millones de congoleños que dependen directamente del bosque para sobrevivir, por lo que las disputas entre madereros y las comunidades locales generan tensiones y violencia.

 El informe

El informe, basado en inspecciones realizadas por grupos independientes entre 2011 y 2014, denuncia la situación de “anarquía” del sector en el país, donde el Gobierno no ejerce ningún tipo de control sobre sus operaciones.

Todas las compañías visitadas, detalla la organización, han cometido alguna ilegalidad, como la falta de autorización para llevar a cabo sus actividades, el incumplimiento de los acuerdos sociales firmados con las comunidades locales, el exceso del volumen permitido de tala o el impago de tasas.

Con el segundo bosque tropical más grande del mundo, Congo se enfrenta a la grave amenaza de la tala ilegal.

Con el segundo bosque tropical más grande del mundo, Congo se enfrenta a la grave amenaza de la tala ilegal. EFE/Global Witness

Los mercados compradores

Tras la tala de los centenarios árboles congoleños, miles de toneladas de troncos de madera parten desde Matadi, el principal puerto del país, con destino a China o Europa, principalmente, que reciben el 65% y el 22% de la madera exportada, respectivamente.

El principal punto de entrada al mercado europeo es el puerto portugués de Viana do Castelo, pese a que el Reglamento de Madera de la Unión Europea (conocido por sus siglas EUTR) está diseñado para evitar la llegada de madera ilegal.

“Hay empresas españolas que están comprando madera de la RDC procedente de la tala ilegal”, alerta Pardal.

Greenpeace

Greenpeace también denunció en un reciente informe, publicado en Kinshasa, la implicación de empresas españolas en la importación y comercio de madera ilegal procedente de la RDC y señaló a la empresa Troncos y Aserrados Tropicales SL, con sede en Valencia, como principal distribuidora en España.

Esta empresa, al ser preguntada por Efe, desmintió tener ningún tipo de relación con la tala ilegal en la RDC.

Pero diversas fuentes, entre ellas Greenpeace, aseguran que su proveedor es la Sociedad Forestal e Industrial del Congo (Siforco), a la que se le atribuyen irregularidades y que se enfrentará en los próximos días a un juicio por supuesta violación de los derechos de las comunidades locales.

España

“Las empresas españolas deberían evaluar a sus proveedores, pero no lo hacen, pese a que saben que la madera procedente del Congo es de alto riesgo”, explica a Efe el coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace, Miguel Ángel Soto.

“Dado el absoluto desinterés del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente español van a poder seguir haciéndolo durante más tiempo”, añade.

Por eso, Pardal insiste en que las autoridades españolas deben hacer cumplir la ley europea y terminar con “el ambiente de impunidad con el que operan las empresas españolas”.

En 2014, España recibió el 3% de la madera congolesa exportada a Europa, superada por Francia (54%), Portugal (25%), Bélgica (9%) y Reino Unido (4%).

Aunque la deforestación en la RDC es actualmente más baja que la del Amazonas, Global Witness advierte que “aumentará dramáticamente si la tala industrial se extiende por el bosque congoleño”.

Mientras, los congoleños contemplan con impotencia cómo se está destruyendo uno de los bosques más grandes del mundo. Ni siquiera las empresas madereras cumplen sus acuerdos con las comunidades locales para minimizar los daños: ni construcción de escuelas, ni centros médicos ni ningún proyecto social. EFEverde

 

 

 




Secciones:                

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies