DESESCALADA VERDE

Confinada entre viñedos: cuando el trabajo es sinónimo de libertad

“No me gusta pensar en un futuro a largo plazo, porque hemos visto que los planes pueden cambiar en segundos”. Con esta premisa, Xiana Domínguez, bodeguera y viticultora en una región donde trabajar es sinónimo de heroicidad, afronta optimista la desescalada, consciente de que “vivir aquí me hizo libre”.

Para ella, el confinamiento fue más un aislamiento social, porque cada día tenía que salir a trabajar a la viña.

Las enseñanzas de la pandemia

Después, “me iba a casa -en Pobla de Trives (Ourense)- y ya no tenía relación con nadie”, relata en una entrevista con EFEverde esta gallega de 35 años, heredera de un negocio familiar en la Ribeira Sacra de Ourense, donde ha tenido que abrirse camino en una tierra y un mundo de hombres.

Una vez la región alcanzó la fase 2 de la desescalada, “empezamos a vernos poco a poco y ahora ya hago mi vida casi normal”, asegura esta ingeniera agrícola volcada en la elaboración de su propio vino, para quien el futuro “se presenta muy incierto”, pero que hace suyo el dicho gallego de “malo será…”.

Para Xiana, el coronavirus “nos ha enseñado que tenemos que disfrutar de la familia, de los amigos, de los pequeños momentos, de algo tan sencillo como salir a dar un paseo, pues el futuro te cambia en un segundo, y espero que todo lo que aprendimos sirva para algo, que las promesas que hicimos las cumplamos y no se nos olvide todo cuando encuentren una vacuna”.

Viticultura heroica

En la Ribeira Sacra, trabajar el viñedo se asocia con heroicidad, porque el cultivo de la vid se hace en muchos casos en terrazas o balcones inverosímiles por su verticalidad, desafiando al vértigo. Pero Xiana sonríe, segura de que así “sólo te pueden pasar cosas buenas”.

“Yo vendo la mayor parte de la uva y hago algo de vino -relata- y aunque se notó el parón por la pandemia porque los restaurantes cerraron, el vino tinto joven, del que tengo poca producción, lo he estado vendiendo entre vecinos”.

Xiana es optimista con la reapertura de la hostelería, donde podrá colocar el resto del producto; la uva “se la vendo a una bodega bastante grande que me garantizó que me la compraría toda”, aunque para eso habrá que esperar a la vendimia, entre septiembre y octubre.

“De momento no me puedo quejar”, afirma esta emprendedora, consciente de que “todo pasará”, pero también de que no hay que olvidar, pues “somos de memoria corta”; asegura que no tiene miedo, que la situación “es la que es y tendremos que aprender a vivir con ella” y está dispuesta a seguir luchando por sacar su tierra adelante.

viticultura

Xiana Domínguez, ingeniera agrícola, viticultora y bodeguera. Ribeira Sacra (Ourense). EFE/

Una vida entre viñedos

Ha vivido y trabajado entre viñedos desde que era una niña y volvió a su pueblo para retomar el pequeño negocio de su padre, respetando el producto que él siempre hizo y relanzando alguno nuevo, que ella considera “vino de autor” y que ha bautizado con su propio nombre, consciente de contribuir así al mantenimiento de una tradición familiar que se remonta a muchas generaciones y a muchos siglos.

Reconoce el privilegio de pertenecer a un lugar donde la gente de ciudad “pagaría por vivir”, de que su realidad sea tan diferente a la de ellos; “hoy más que nunca me alegro de que sea así, mi futuro lo tengo aquí y lo veo aquí”.

“La viña siempre fue mi sitio para reflexionar –afirma- y en ella me he dado cuenta de que la vida no es perfecta, de que a veces nos pone muchos obstáculos, de que tenemos que tenerla respeto, aunque no miedo, y de que vivir aquí me hizo libre”. EFEverde




Secciones:        
Redactora de la Agencia EFE, adscrita al departamento de EFEverde. Licenciada en Ciencias de la Información, año 1989 Fecha de nacimiento: 21 septiembre 1966 Lugar de nacimiento: Madrid