CONAMA 2018

Solo el 0.44 % de los temas tratados en el Parlamento son ambientales

Solo el 0.44 % de los temas tratados en el Parlamento son ambientales Mesa de debate

Madrid, 27 nov (EFEverde).- Tan solo el 0.44 por ciento de los debates y trabajos parlamentarios en el Congreso de los Diputados desde 2011 se referían a temas ambientales, según reconoce el informe 'Indicadores de gobernanza ambiental en España' de SEO/BirdLife.

Además el porcentaje del 0,44 % se debe a la irrupción del ecologismo político en el Congreso de los Diputados de la mano de los diputados verdes de Equo, ya que sin sus aportaciones el porcentaje sería de aproximadamente la mitad, según ha destacado la abogada ambientalista Cristina Álvarez Vaquerizo.

España es, además, el país “más incumplidor” de la legislación comunitaria en medio ambiente, ya que “triplica la media europea” de expedientes por infracciones en esta materia, señala el documento que ha sido presentado hoy en el XIV Congreso Nacional del Medio Ambiente en Madrid (CONAMA).

Se trata de “una hoja de ruta” de cara a una mejor gobernanza en el tema, como ha expresado en la jornada la directora de SEO/Birdlife, Asunción Ruiz.

Sin embargo, el camino para esta tarea no cuenta con una fórmula única, apuntaron los expertos de la mesa redonda que siguió a la presentación del informe, moderada por el director de EFEverde, Arturo Larena.

Una mejor gobernanza habría de pasar, en primer lugar, por la despolitización del medio ambiente, que debería “separarse de la ideologías” para alcanzar “un pacto global”, según apuntó a juicio de la magistrada y ex-directora general de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermina Yanguas.

Conciencia económica

En esta línea, el presidente del Grupo Español para el Crecimiento Verde, Valentín Alfaya, añadió la idea de crear una entidad política o administrativa capaz “de trascender los períodos electorales” para realizar “un seguimiento” de los temas ambientales de manera transversal.

Además, Alfaya apostó por apelar a la “conciencia económica” de ciudadanos y entidades a través de la fiscalidad ambiental, término que designa el porcentaje de impuestos ambientales respecto al producto interior bruto de un país. Y es que España, según el informe, puntúa de manera “claramente desfavorable” en esta materia, al situarse a la cola de la Unión Europea en presión fiscal ambiental.

Una herramienta útil para revertir esta situación, a juicio de Alfaya, sería la creación de “señales de precio” que internalice en los productos y servicios “sus consecuencias o externalidades ambientales”.

Una nueva gobernanza ha de pasar también por un mayor acercamiento al territorio, por parte de una administración que busque “entender” la situación de la población y “trasladarle las cuestiones medioambientales”, a juicio de la Consejera de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, Isabel Elizalde.

Conocimiento científico

Además, las decisiones en materia medioambiental han de enraizar en el conocimiento científico, según coincidieron los expertos.  En este sentido, varios ponentes se refirieron a la reforma de la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad de 2007, en la que “se han antepuesto los intereses socioeconómicos a los científicos”, para permitir excepciones a ciertas especies exóticas invasoras, lamentó el diputado y portavoz del partido verde Equo, Juan López de Uralde.

“Todos los actores tenemos que tomarnos el medio ambiente en serio”, concluyó Asunción Ruiz, quien puso el foco también sobre el ciudadano y su responsabilidad a la hora de pedir una mejor gobernanza en el ámbito ambiental.

Para ello, a juicio de Alfaya, es aún necesario “crear espacios” de información y comunicación, en los que la sociedad pueda “pararse a pensar y entender qué es lo que se está jugando”. EFE
ncf/al




Secciones: