PARQUE GUADARRAMA

La Comunidad de Madrid ultima las primeras medidas para impedir vertidos al río Guadarrama

vertidos al río Guadarrama Imagen del Parque de Guadarrama en la Comunidad de Madrid EFE/ARCHIVO/ J. Benet

La Comunidad de Madrid, a través de la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del territorio y Sostenibilidad, está ultimando un primer paquete de medidas urgentes para atajar los vertidos de residuos al cauce del río Guadarrama y su entorno, en el Parque Regional del Curso Medio del Guadarrama.

Según ha adelantado ‘ABC’ y han confirmado a Efe fuentes de la Consejería, han propuesto a los cinco ayuntamientos afectados -Móstoles, Villaviciosa de Odón, Arroyomolinos, Batres y Navalcarero- y a la Confederación Hidrográfica del Tajo tres actuaciones orientadas a evitar el vertido ilegal de residuos.

Varias medidas

En primer lugar, el Gobierno regional ha propuesto reforzar los mecanismos de vigilancia y control en colaboración y coordinación con todos los cuerpos policiales, incrementándose de esta manera la actuación en la zona de policía municipal, Seprona (Guardia Civil) y Agentes Forestales.

Las actuaciones preventivas y sancionadoras que desarrollen todos los cuerpos de seguridad “se centralizarán a través del área de Disciplina Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente”, con el objetivo de “llevar un exhaustivo control de los puntos de vertidos e ir comprobando la evolución de los mismos”.

En segundo lugar, la Comunidad de Madrid ha propuesto varias medidas orientadas a evitar el acceso de los vehículos a la zona afectada por el vertido ilegal de residuos a través de una serie de actuaciones urgentes “de carácter disuasorio para impedir, o al menos dificultar, que se sigan produciendo los vertidos“.

Se actuaría en nueve “puntos calientes” detectados por la Dirección General de Biodiversidad: zona de ‘Las Sabinas’, Puente de la A5, Azud de la A-5, ‘Arroyo del Aguijón’, ‘Vereda del Guadarrama’ tanto por su paso por Móstoles como por Arroyomolinos, ‘Barranco de Doña Luna’, ‘Soto del Endrinal’ y la zona de ‘Aridos Navarro’.

Dichas actuaciones consistirían básicamente en dificultar el acceso al cauce del río “estrechando los caminos, haciendo cunetas, poniendo obstáculos y taludes y haciendo un vallado perimetral en esos tramos”.

Para ello, se propone la instalación de cerramientos con malla cinegética, bolos de piedra encastrados y zanjeo y ripeado en los puntos calientes, además de la instalación de carteles advirtiendo del peligro para la circulación de vehículos pesados e incluso la prohibición de la misma en la zona.

En tercer lugar, se están manteniendo contactos con el sector de la construcción, los gestores de Residuos de Construcción y Demolición (RCD), el sector del reciclaje, así como el Seprona de la Guardia Civil para “perseguir a aquellos ‘piratas’ que se saltan la ley y que tanto daño están haciendo a la imagen del sector“.

Para ello, la Consejería de Medio Ambiente, a través de la Dirección General de Economía Circular, viene manteniendo reuniones con los ayuntamientos más afectados, para asesorarles y cuantificar la magnitud del problema.

Reciclaje

Por último, se van a impulsar diversas campañas de concienciación del reciclado, para que los ciudadanos sean conscientes de que, los residuos que no se colocan en los contenedores adecuados o se lleva a las instalaciones para su tratamiento, acaban tirados de forma incontrolada en el entorno o depositados en un vertedero.

Además de la interlocución con el sector de la construcción, se han mantenido hasta ahora dos reuniones con el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través de la CHT y los cinco ayuntamientos afectados del sur de la región -Arroyomolinos, Batres, Móstoles, Villaviciosa de Odón y Navalcarero-.




Secciones:                
Plataforma global de periodismo ambiental y científico de la Agencia EFE (EFEverde y EFEfuturo) www.efeverde.com y www.efefuturo.com