Compostaje doméstico, reciclar es cuidar el planeta

Galicia Compostaje

Compostaje doméstico, reciclar es cuidar el planeta

Compostaje doméstico, reciclar es cuidar el planeta Compostadora. Cedida

Carlos Rey /Santiago de Compostela, 12 jul (EFEverde).- En todo hogar se genera a diario una enorme cantidad de residuos, por lo que la práctica de las tres erres (reducir, reutilizar y reciclar) debe incorporarse a los hábitos diarios.

Además de separar los envases ligeros, el papel/cartón y el vidrio, las viviendas unifamiliares que dispongan de terreno tienen la opción de compostar su propia materia orgánica, otro modo de reciclar que permite evidentemente hogares más ecológicos y sostenibles.

Los beneficios que el sistema reporta, aparte de cuidar el planeta y por tanto los propiamente ambientales, con la notable disminución de las emisiones de CO2 a la atmósfera, no son pocos, pues se ve aminorado el depósito en los contenedores convencionales y se ve reducida, por ende, la frecuencia de recogida y transporte.

El asunto, que redunda en un estilo de vida más saludable, no es baladí y está en auge, pues la Sociedade Galega do Medio Ambiente (Sogama) ha repartido hasta la fecha más de 10.300 compostadores domésticos en distintos puntos de Galicia.

Éstos, con una capacidad de entre 340 y 350 litros y fabricados con materiales reciclados y reciclables, han sido distribuidos gracias a un programa de esta empresa pública al que se han adscrito hasta 299 entidades gallegas, entre las que se encuentran 186 ayuntamientos de las cuatro provincias, 98 centros educativos y 15 colectivos sociales.

“Sogama no se limita únicamente a la entrega de estos medios materiales, sino que, para garantizar el éxito de la iniciativa, imparte cursos de formación presenciales destinados a los usuarios para que puedan aplicar la técnica de forma adecuada y tengan la oportunidad de resolver sus dudas”, señala esta compañía impulsora.

En paralelo a la organización de estos seminarios, Sogama también ha hecho entrega asimismo de manuales didácticos de apoyo a los usuarios de los compostadores domésticos en los cuales se explica de forma pormenorizada el proceso y se proporcionan las claves para dar respuesta a las dudas más frecuentes y corregir posibles errores.

Los ayuntamientos han facilitado estos recipientes aportados por Sogama en suma a viviendas unifamiliares que disponían de un huerto o jardín que permitía aplicar el compost resultante y cerrar el ciclo del reciclaje de la materia orgánica; los centros educativos, por su parte, han querido formar parte de tal propuesta para poner en valor la importancia de devolver a la tierra residuos orgánicos en forma de nutrientes.

De manera complementaria, la entidad también ofrece a través de un portal web específico www.compostaconsogama.gal información de utilidad y recursos divulgativos sobre el compostaje; los ayuntamientos, a su vez, se han comprometido a realizar un programa de seguimiento con su propio personal.

Sogama destaca, de entre los beneficios del compostaje doméstico, los relacionados con el propio entorno, con el medio, toda vez que la materia orgánica producida en los propios hogares representa el 42 % de la composición media de una bolsa de basura tipo.

Otra de las cuestiones positivas sin duda alguna es que los usuarios evitan de este modo la compra de fertilizantes artificiales, ya que se obtiene un abono de primera calidad con excelentes propiedades para el suelo, y no deben desplazarse tanto a los contenedores, toda vez que los residuos no utilizados para el compost, los no orgánicos, se pueden almacenar varios días en las casas.

Además, esta iniciativa también estaría recuperando una práctica tradicional en el rural gallego: la segregación de residuos orgánicos para alimento del ganado o elaboración de compost, aunque valiéndose de un sistema que permite hacerlo de una forma más cómoda, higiénica y lógicamente proporcionada.

Adicionalmente, Sogama forma parte, en calidad de socio, del proyecto europeo de cooperación transfronteriza Res2ValHum, que busca dar cuenta de las ventajas asociadas a la recuperación de la materia orgánica y sus diversas aplicaciones más allá del ámbito agrícola y la mejora de suelos, ya que tiene potencial en el ámbito de la cosmética y acciones terapéuticas diversas.

El proyecto se integra dentro del programa Interreg V-A España Portugal 2014-2020 y cuenta con la participación mencionada de Sogama, así como de la Universidade de Santiago de Compostela (USC), el Centro de Valorización Ambiental del Norte y, en el caso de Portugal, de la Universidade do Minho, en calidad de líder, el Centro de Valorización de Residuos (CVR), el Servicio Intermunicipalizado de Gestión de Residuos de Grande Porto (LIPOR) y Valorización y Tratamiento de Residuos Sólidos (BRAVAL). EFE

cre/am




Secciones: