CONTAMINACION

Cómo china mantuvo el “cielo azul” sobre Pekín durante la cumbre Asia Pacífico

  • Para reducir las emisiones de gases de escape durante la reunión, al menos 11,7 millones de vehículos permanecieron fuera de circulación

Cómo china mantuvo el Archivo EFE

EFEverde.- 434.000 funcionarios de varias provincias chinas participaron en la "APEC Blue", una misión impulsada por el Gobierno central para asegurar un cielo azul y sin emisiones contaminantes sobre Pekín durante la última cumbre de la Cooperación Económica de Asia-Pacífico

El trabajo de estos funcionarios incluyó la inspección de 60.100 fábricas y 123.000 empresas, incluyendo obras en construcción y gasolineras, según un informe ministerial del que hoy se hizo eco la agencia oficial Xinhua.

Para reducir las emisiones de gases de escape durante la reunión, al menos 11,7 millones de vehículos permanecieron fuera de circulación, una medida que se sumaba a la suspensión de más de 10.000 plantas de producción y el límite de operatividad de otras 39.000.

Estas medidas fueron determinantes para frenar, al menos durante unos días, el alto grado de contaminación, ya que entre el 1 y el 12 de noviembre la capital registró el nivel más bajo de emisión de partículas de dióxido de carbono en el aire en cinco años, según explicó el Centro de Control Medioambiental de Pekín.

La cantidad de PM 2,5, las partículas más dañinas para la salud, también se redujo en un 30 por ciento en el mismo período, de acuerdo con datos proporcionados por la misma fuente.

El presidente chino, Xi Jinping, el primer ministro, Li Keqiang,y el viceprimer ministro Zhang Gaoli ejercieron un papel directo en la “misión APEC blue”, destacó por su parte Environmental News China, un periódico bajo el control del citado ministerio.

Xi y Li emitieron numerosas instrucciones por escrito sobre las medidas para frenar la contaminación del aire y Zhang presidió reuniones y supervisó la campaña de lucha contra la contaminación.

Una semana después de que la cumbre de los líderes de Asia-Pacífico haya concluido, los medios de comunicación y redes sociales aún se hacen eco del “APEC Blue”,el término acuñado por los ciudadanos pequineses para describir el impacto de las medidas para reducir a corto plazo la contaminación del aire y el smog.

No obstante, los días azules en Pekín llegan a su fin. A medida que la ciudad ha retomado su normalidad, el grave problema de la contaminación, principal preocupación del Gobierno, ha vuelto a azotar al país.

Los medidores de la Embajada estadounidense en Pekín indicaban el sábado una concentración de partículas PM 2,5 de 296 microgramos por metro cúbico de aire, una cifra que roza el nivel de “peligrosidad” y alcanza límites “muy poco saludables”. EFEverde




Secciones:        

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies