CRISIS CLIMÁTICA

La CE celebra la nueva disposición climática de China

CHANGCHUN (CHINA).- Foto de archivo de una fábrica procesadora de maíz dulce en Changchun (China). EFE/Bei Feng Imagen de una fábrica en Changchun (China). EFE/Bei Feng

El vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea (CE) Frans Timmermans celebró este lunes el “cambio de ánimo” en las políticas ambientales de China tras su anuncio de que intentará alcanzar la neutralidad climática para 2060, y dijo esperar a ver qué ocurre en Estados Unidos tras sus elecciones.

“Seguiremos esperando a las elecciones en EEUU en noviembre, pero hay un cambio de actitud y el anuncio de (el presidente chino) Xi Jinping, de que China será neutral para 2060, puede llevar a muchos pasos en esa dirección”, indicó Timmermans en una audiencia ante la Comisión de Medioambiente del Parlamento Europeo.

En cualquier caso declaró que, al margen del resultado de los comicios presidenciales estadounidenses, la UE “trabajará muy estrechamente” con Estados Unidos en el ámbito climático.

El vicepresidente comunitario, a cargo del Pacto Verde europeo, destacó la relevancia de que China haya anunciado su neutralidad climática -que las emisiones contaminantes no superen las que puede absorber el territorio- solo diez años después de la meta que se ha fijado para ello la Unión Europea (UE), en 2050.

“Vamos a ver qué significa esto para los diferentes sectores afectados (…) Es bueno liderar pero es malo que nadie te siga. Cuando lideramos, queremos dar la oportunidad a que otros nos sigan”, comentó.

Timmermans recordó que la CE ha presentado ya sus planes climáticos para 2030, cuando se ha propuesto llegar a una reducción del 55 % de los gases que causan el efecto invernadero respecto de los niveles de 1990.

“Va a ser difícil pero puede hacerse”, consideró.

El miembro holandés de la CE afirmó que el actual marco legislativo no permitiría bajar las emisiones de carbono lo suficientemente rápido, por lo que defendió unas propuestas comunitarias más ambiciosas: “El Parlamento Europeo ha urgido a la CE a incluir un 55 % las emisiones para 2030 en el Pacto Verde, y es lo que proponemos ahora”, apuntó.

“Sé que es mucho para unos y muy poco para otros”, reconoció, y confió en presentar para junio las propuestas legislativas sobre esa reducción del 55 %.

Timmermans explicó que la CE va a revisar y expandir el sistema de comercio de emisiones (ETS, por sus siglas en inglés), adaptar la regulación de reparto de esfuerzos en el uso de emisiones terrestres, reforzar los objetivos de eficiencia y energías renovables y fortalecer los estándares de CO2 para los vehículos.

Aseguró que el ETS “ha demostrado ser una herramienta eficaz para rebajar las emisiones” y que se proponen expandirlo al transporte por carretera y los edificios.

Sobre los estándares de CO2 para el transporte, instó a “que garanticen que suficientes coches limpios estén disponibles a un precio asequible para todo el mundo”, ya que “los coches limpios no deberían ser un juguete de los ricos”, opinó.

Además, dijo que seguirán trabajando para rebajar las emisiones de las aviación dentro de la UE y para incluir la navegación en el ETS, dado que ambas son otras grandes fuentes de emisiones.

También recordó Timmermans que la CE es “neutral” por lo que respecta al mix energético que escoge cada Estado miembro, pero también subrayó que es en las energías renovables “donde están teniendo lugar las inversiones” y que la nuclear conlleva unos gastos muy elevados. EFEVerde

 




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com