INCENDIOS FORESTALES

Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla y León se unen para combatir los incendios forestales

fuego Recurso de archivo. EFE/Pedro Puente Hoyos

Las Comunidades de Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla y León han firmado este viernes un acuerdo “histórico” para reforzar la coordinación en la prevención y extinción de incendios forestales en las zonas limítrofes de las tres regiones.

Con este objetivo, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; y los presidentes de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, respectivamente, se han reunido en el Parque de Bomberos del municipio madrileño de San Martín de Valdeiglesias.

Se trata de unos acuerdos únicos en España y que, por primera vez, establecen Zonas de Actuación Conjunta de 5 kilómetros a ambos lados de los límites territoriales de las tres regiones para garantizar la máxima rapidez en la extinción de los incendios forestales, por encima del criterio geográfico o competencial en la gestión del territorio.

Zona de Actuación Conjunta

De este modo, cuando se detecte un incendio en la Zona de Actuación Conjunta de Castilla y León, la Comunidad de Madrid podrá activar sus efectivos sin tener que esperar la petición expresa y previa de ayuda por parte de la región vecina.

El nuevo protocolo general de actuación en situaciones de emergencia incluye sendos acuerdos para la prevención y extinción de incendios forestales y para la coordinación funcional de centros 112.

Además, la Comunidad de Madrid y Castilla y León han firmado un tercer documento sobre la actuación en operaciones de emergencia en túneles.

La presidenta madrileña ha destacado que este es un ejemplo de que tres comunidades “gobernadas por partidos políticos de distinto signo se pueden unir y se han de unir en lo importante, que es representar a nuestro país y a nuestros ciudadanos y, además, en momentos tan adversos como los que estamos viviendo”.

“Lo importante es salvar vidas y no se entiende que para eso existan barreras administrativas”, ha resaltado.

Díaz Ayuso ha señalado que el siniestro que se produjo a finales de junio del año pasado en la zona limítrofe de Castilla-La Mancha con la Comunidad de Madrid, que afectó a los municipios de Cenicientos, Cadalso de los Vidrios y Las Rozas de Puerto Real y destruyó más de 2.000 hectáreas, “demostró que el medioambiente y el patrimonio natural nos pertenece a todos y tenemos la obligación de dejarlo mejor de cómo lo hemos recibido a las siguientes generaciones”. EFEverde





Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com