RECICLAJE PLÁSTICO

Combatiendo la contaminación plástica en los campamentos de refugiados

Por Eloisa Molina (World Vision España) El Centro Verde, un proyecto en medio del desierto de Arabia, gestiona y recupera los residuos y plásticos usados dentro del Campamento de Refugiados de Azraq (Jordania).

El Centro Verde se encuentra en el campamento de refugiados de Azraq, en el municipio homónimo, que está cerca de la frontera jordana con Arabia Saudí, en el que viven unas 36.600 personas, cifra en aumento por la llegada de más refugiados diariamente.

Gestión de residuos 

El proyecto es operado por la ong cristina de desarrollo World Vision, que proporciona ayuda humanitaria y trabaja con la población más vulnerable en la lucha contra la pobreza, desarrolla programas relacionados con el agua y el desarrollo sostenible, y financiado por la Unión Europea.

El programa de gestión de residuos sólidos en el campamento se encuentra en el segundo año de desarrollo de los tres proyectados y recupera los materiales reciclables de casi 25 toneladas de basura recogida diariamente dentro del campamento, de los cuales aproximadamente el 31 % son plásticos.

En un esfuerzo por combatir uno de los grandes desafíos ambientales a nivel mundial, los plásticos recolectados se clasifican y venden a plantas de procesamiento que transforman el material en contenedores de vegetales.

El 50 % del plástico recuperado en Azraq son materiales de embalaje de plástico, mientras que otro 50 % son contenedores de verduras.

Hasta la fecha, el Centro Verde de World Vision ha acumulado 26 toneladas de desechos plásticos que se venderán para recuperar el costo operativo que esta iniciativa conlleva.

Junto a la recolección de desechos reciclables, en un trabajo de concienciación, los refugiados sirios del equipo del Centro Verde, son formados como activistas comunitarios de forma que ellos mismos realizan reuniones comunitarias y visitas a las familias para alentar a separar los materiales reciclables de los desechos orgánicos utilizando los contenedores de residuos de color azul y verde.

Reutilización y concienciación

Green Center 2

Foto facilitada por World Vision España del Centro Verde en el campo de refugiados de Azraq (Jordania). EFE

Además, se insta a las familias a la reutilización de recipientes de plástico para minimizar el impacto de los de un solo uso.

Khalid, un hombre de negocios de 46 años que llegó de Homs (Siria), muestra con mucho orgullo la papelera de reciclaje y la bolsa para plásticos que él y su familia tienen dentro de su tienda. Su vida ha cambiado mucho: ha pasado de tener una gran tienda en Homs, antes de la guerra, a vivir en un campamento de refugiados con el único objetivo de esperar poder volver a su hogar.

“La limpieza es parte de nuestra cultura y la aplicamos aquí, especialmente después de que nos dieran recipientes para desechos reciclables”, señala Khalid.

“Es importante que el campamento tenga un lugar para reciclar los residuos y que se pueda mantener limpio”, agrega Mahmoud, quien también vino de Homs y echa especialmente de menos su “enorme casa y granja con más de cien olivos”.

Él se mantiene ocupado en el campamento de Azraq como voluntario del equipo de movilización de la comunidad para la gestión de residuos sólidos y convence a otros refugiados de separar los desechos reciclables de los orgánicos en sus hogares y tirarlos en los contenedores apropiados para ello.

Repercusión en la ganadería

Antes de la existencia del Centro Verde, que se puso en marcha en noviembre de 2017, casi 25 toneladas de desechos orgánicos y reciclables recolectados diariamente se mezclaban y desviaban a vertederos insalubres que contribuían a los 2 millones de toneladas de desechos municipales generados en Jordania cada año.

Cada año se utilizan 500.000 millones de bolsas de plástico desechables en todo el mundo; el Ministerio de Medio Ambiente de Jordania estimó en 2012 que en su país se utilizaban más de 3.000 millones de bolsas por año.

Las bolsas de plástico hechas de polietileno y derivadas del petróleo son un riesgo medioambiental, pero también tienen repercusiones importantes en la agricultura.

La UNESCO, durante una campaña para reducir el uso del plástico, afirmó que “la contaminación plástica también afecta la productividad agrícola y reduce la calidad del ganado. Cada año, aproximadamente 60.000 ovejas están sufriendo pérdida de peso o mortalidad debido al bloqueo del sistema digestivo como resultado de comer bolsas de plástico sucias”.

El Proyecto de Gestión de Residuos Sólidos financiado por la Unión Europea y World Vision en Azraq está creando conciencia y cambiando conductas para reducir la contaminación plástica en nuestro medio ambiente. EFEverde




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies