Cocina verde? Mejor en un lavavajillas

Cocina verde? Mejor en un lavavajillas

Cocinar en el lavavajillas con resultados dignos de un menú de alta cocina es una receta posible según la italiana Lisa Casali, pionera de un movimiento de cocina sostenible que ha encontrado el éxito con su libro "Cocinar en el Lavavajillas" (Larousse), recién llegado a España. Bloguera, científica ambiental y apasionada de la gastronomía, Casali ha revolucionado la cocina de muchos hogares en Italia, que han vuelto la mirada a esta técnica, que presume de ahorrar energía de una forma fácil, segura y con resultados muy sabrosos.

Bloguera, científica ambiental y apasionada de la gastronomía, Casali ha revolucionado la cocina de muchos hogares en Italia, que han vuelto la mirada a esta técnica, que presume de ahorrar energía de una forma fácil, segura y con resultados muy sabrosos.

La idea es muy sencilla: cocinar al vapor, a baja temperatura, mientras se lavan los platos sucios; por supuesto, durante todo el proceso los alimentos tienen que permanecer en tarros herméticos o envasados al vacío.

“Los resultados son dignos de un restaurante de alta cocina, con gustos y consistencias que no se podrían conseguir nunca con técnicas tradicionales”, asegura la autora en una entrevista con Efeagro desde su casa de Milán.
Aunque los tarros herméticos son suficientes para realizar un amplio repertorio de recetas, Casali recomienda comprar una máquina de envasar al vacío, “que tiene grandes beneficios y triplica la vida de cualquier alimento”.
Eso sí, es muy probable que la mayoría de los hogares vean esta propuesta como algo demasiado sofisticado o quizá muy alejado de la cocina tradicional, algo que -admite Casali- ha supuesto un obstáculo a la hora de “convencer a la gente”.
Reconoce que “lo más difícil es vencer los prejuicios y aceptar la posibilidad de cocinar en un lavavajillas; la parte buena es que la curiosidad ha abierto la mente de mucha gente, que con sólo probar la cocción de un huevo se ha convencido”.

Sus recetas admiten todo tipo de alimentos, sobre todo carnes y pescados. “La cocción en lavavajillas es muy sana, porque no se desnaturalizan las proteínas y se altera menos el contenido nutritivo”.

Salmonetes sobre pisto de verduras; lenguado con judías verdes y sésamo; dados de atún con patatas y salsa de yogur… Son algunas propuestas para los amantes de los productos del mar, mientras los carnívoros pueden probar con un solomillo al romero con verduras, conejo asado con uvas o rollo de pavo con jamón y espinacas.
Las posibilidades también son infinitas para los postres: melocotones Melba, compota de ciruelas o melón al caramelo con pimienta, que pueden servirse en los mismos tarros de cristal de la cocción, como hacen ahora muchos restaurantes de diseño.
Aunque Casali admite que esta forma de cocinar puede generar desconfianza, subraya que la seguridad alimentaria es “absoluta”, ya que sus recetas han sido sometidas a varios análisis químicos que descartan cualquier tipo de riesgo, incluso con el uso de detergentes agresivos, siempre que los alimentos estén bien aislados.
Las razones para probarlo, en su opinión, son muchas: “Desde el ahorro de agua, hasta lo sana que es la comida y lo bien que se puede conservar. Además, es muy fácil -añade-. No exagero si digo que es más sencillo hacer un “roastbeef” en el lavaplatos que en el horno”.




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies