NATURALEZA DOÑANA

Club Doñana paraliza denuncias por “la politización y el caos”

  • Vozmediano: “Las administraciones no se mueven mientras Doñana, se muere de forma irreversible”

Club Doñana paraliza denuncias por La marisma de La Rocina en el Parque Nacional de Doñana, afectadas por la sequía. EFE/Miguel Vázquez

Siete años después de su constitución, en junio de 2007 el Club Doñana ha puesto fin a su actividad de denuncia ante organismos nacionales e internacionales en pro de la conservación del parque debido a "la politización y el caos de los mismos".

En una entrevista con EfeVerde, Jesús Vozmediano, portavoz de esta asociación, de la que forman parte catedráticos, investigadores y juristas, en su mayoría miembros de su hoy extinto Patronato, ha indicado que “están hartos de perder su tiempo en denuncias que no llegan a ningún sitio y no sirven para nada”.

La labor desarrollada en este tiempo se sostiene, recuerda, en el propio estado del Parque Nacional de Doñana, que califica de “muy negativo” y no desde una posición subjetiva sino objetiva.

“El último informe de la Unesco habla muy críticamente de los problemas de Doñana, y si uno analiza todas las denuncias de todas las asociaciones se deduce la situación grave, además, si uno ve que la Junta está preocupada con el tema impresentable de la corona forestal, también se reconoce el grave problema del acuífero”, indica el abogado ambiental Jesús Vozmediano.

Una gravedad que aumenta, indica, si se le suma el hecho de que en Doñana “se están incumpliendo las leyes ambientales de una forma clamorosa propia de un estado africano”, según el portavoz, como la de Parques Nacionales que establece la necesidad de que estos espacios cuenten con Patronato, algo de lo que carece Doñana desde la época de Cristina Narbona como ministra de Medio Ambiente, o la ley que aprobó la regeneración hídrica del espacio.

Una recuperación olvidada

El Club Doñana denunció este último incumplimiento ante el Defensor del Pueblo al entender que “la gran obra de recuperación de la marisma y del acuífero, que era la del caño de Guadiamar, está olvidada por múltiples intereses”.

Son precisamente la primacía de esos intereses frente a la conservación y gestión de Doñana y la “politización y caos” de los organismos nacionales e internacionales y las administraciones que han de responder a dichos objetivos, lo que “nos ha llevado a parar las denuncias”.

El abogado y escritor Jesús Vozmediano alerta en una entrevista a EFE de que el "valiosísimo" patrimonio etnográfico y cultural de Doñana "corre peligro". EFE/Juan Ferreras

El abogado y escritor Jesús Vozmediano alerta en una entrevista a EFE de que el “valiosísimo” patrimonio etnográfico y cultural de Doñana “corre peligro”. EFE/Juan Ferreras

“La situación española e internacional es vergonzosa, todos los organismos están politizados y paralizados” y prueba de ello, dice, es, por ejemplo, la secretaría del Convenio de Unesco que “sólo da informes denunciando la gravedad de Doñana pero no se atreve a quitarle el título de Patrimonio de la Humanidad, la UE o Ramsar “todos muy preocupados por Doñana pero sin hacer nada”.

A estos suma la propia Defensora del Pueblo Español, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía que “ni es consejería ni es nada” y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

“Hemos paralizado las denuncias porque no queremos perder más tiempo, somos profesionales, hay catedráticos, investigadores, con muchos años de experiencias y no podemos seguir perdiendo nuestro tiempo sustituyendo a unas administraciones que tenían que preocuparse de verdad por este espacio”, apunta.

La sequía “apaga” el corazón de Doñana

La preocupación en estos momentos debe centrarse, en su opinión, en dar respuesta al problema del agua porque “hay una sequía gigantesca” en Doñana y “en estos momentos no cuenta con las arterias necesarias para que su corazón siga latiendo” como el arroyo de La Rocina, que está “desecado”, el caño Guadiamar que metía agua por el norte, cortado desde hace años, o el desvío de este mismo río.

Tala de eucaliptos en las obras de la construcción de la variante de El Rocío, una grave amenaza para el espacio protegido de Doñana. EFE/Jose Manuel Vidal

Tala de eucaliptos en las obras de la variante de El Rocío, una grave amenaza para el espacio protegido de Doñana. EFE/Jose Manuel Vidal

Vozmediano considera que “las administraciones no se mueven y mientras Doñana, se muere, porque está entrando en una fase irreversible” que viene acrecentada por el cambio climático, la desecación de cauces, las talas en su entorno, el caos urbanístico o proyectos como los de almacenaje de gas en el subsuelo o la construcción de un centro de drones.

“Es de locos, si uno empieza a sumar… Se gastan miles de millones en hacer planes de ordenación y leyes y todo se incumple por que se priman otros intereses frente a los ambientales, ese es el problema de Doñana, al que no pueden o no quieren hacer frente desde organismos y administraciones, mientras este espacio se muere”, concluye. EFE




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies