CIUDADES INTELIGENTES

Los datos al servicio de las ciudades y la transición energética

Retenciones de tráfico en Barcelona. EFE/Jaume Sellart/ARCHIVO

Ana Lumbreras y Pilar Mazo.- La Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI) trabaja en la creación de bancos de datos “mucho más directos, eficaces y sencillos”, con los que interoperar para la mejora de servicios en base a ellos, como en movilidad o eficiencia energética, ha anunciado a Efe su presidente, Pablo Hermoso de Mendoza.

Este es una de las acciones más importantes e innovadoras que actualmente desarrollan los grupos de trabajo de esta asociación, con el objetivo de intercambiar experiencias y trabajar de forma conjunta para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos, bajo el apoyo de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).

Datos al servicio de las ciudades y el medioambiente

“Es habitual -ha dicho-, que sean comunes los problemas de las ciudades, generalmente medianas, pero cuesta mucho compartir información”, por lo que se trata de dar una respuesta con esas iniciativas.

Para la RECI, formada por 85 ciudades de más de 50.000 habitantes y 36 de menos de esa población, es importante establecer unas políticas comparativas de datos, más allá de lo que son las estadísticas del Instituto Nacional de Estadística (INE), con la “lógica” de hacer proyectos, ha recalcado.

“Todos tenemos en mente -ha proseguido- que el mayor desarrollo tecnológico se ha hecho en esa lógica de tener una buena Agencia Tributaria, que cruza datos y rápidamente sabe cuál es nuestra situación fiscal”.

Desde su punto de vista, si esa precisión, avance y tecnología se aplicara de la misma forma y con la misma rotundidad, por ejemplo, a integrar las ayudas sociales, conocer cuáles son los problemas de tráfico en una ciudad o interoperar en los ámbitos del empleo, se produciría “una mejora clarísima y evidente en la gestión de las ciudades basada en datos”.

Mejorar la movilidad y la transición energética

Atasco en la carretera de A Coruña. EFE/Ángel Díaz/ARCHIVO

La RECI ya ha definido dos grandes proyectos innovadores, que están pendientes de presentación al Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital en próximas fechas, para optar a financiación y ponerlo en marcha, ha dicho Hermoso de Mendoza, también alcalde de Logroño.

Uno de estos proyectos es la creación de laboratorios de innovación y centros de innovación y conocimiento, que permitan desarrollar plataformas y servicios verticales que, junto a empresas de vanguardia que hay en estas ciudades, les ayuden a digitalizar servicios municipales.

Este proyecto se desarrolla también con un centro de innovación nacional, con el fin de que se pueda proveer de datos procedentes de los municipios a la Administración del Estado, ha añadido a Efe el secretario de la RECI, Javier Ridruejo.

La iniciativa se completa con la confección de un “repositorio global de datos -un gran banco de datos- de muchas ciudades, especialmente medianas, que permita establecer y mejorar las políticas entre sí, basadas en esos datos“, como pueden ser las de de movilidad ciudadana o eficiencia energética.

Como ejemplo, ha explicado el alcalde logroñés, la necesidad de este intercambio de datos entre ciudades semejantes a la hora de conocer cuánta energía se gasta en edificios públicos por ciudadano, qué políticas de eficiencia energética resultan mejor o si conviene invertir en biomasa o gas.

“Se trata -ha precisado- de ver cómo medidas de eficiencia energética, por ejemplo, se pueden implementar para un mejor funcionamiento”, para lo que se precisa “comparar datos semejantes” a este respecto de otros municipios.

Desarrollo de iniciativas conjuntas

El segundo gran proyecto, según Ridruejo, coordinador general de Promoción Económica del Ayuntamiento de Logroño, consiste en mejorar esa interoperabilidad -intercambio de información- que hay en los servicios municipales, como lo relacionado con las licitaciones municipales, algunas de las cuales se realizan de forma digitalizada y con un carácter estanco.

Además, el presidente de la RECI ha citado otras aplicaciones interesantes, como el Ingreso Mínimo Vital y detectar los puntos negros de tráfico en una ciudad.

La RECI también trabaja en crear partenariados, que permitan que grandes compañías españolas conecten con empresas tecnológicas de vanguardia locales para desarrollar iniciativas conjuntas.

Ciudades inteligentes, las urbes del futuro

Muchos ayuntamientos ya han establecido plataformas de integración de datos (“smart cities”) y el siguiente paso es sacarles el máximo partido posible, a lo que responden estos proyectos y que requieren la formación del funcionariado, ha dicho Hermoso de Mendoza.

“Las ciudades inteligentes son el futuro y constituyen un caso de éxito, que han llegado para quedarse”, en un país en el que “se ha avanzado bastante” al respecto, ha subrayado, pero es preciso acceder a financiación externa.

La pandemia provocada por la covid-19 también está demostrando la importancia de la tecnología puesta al servicio de las personas para posibilitar la adopción de las decisiones más acordes en cada momento, como fijar las zonas más urgentes dónde repartir mascarillas de forma ágil. EFEverde

 




Secciones: