DESARROLLO SOSTENIBLE

Campaña ciudadana de WWF permitirá a elegir la ciudad más sostenible

Vista área del Obelisco, en Buenos Aires. EFE/ Juan Ignacio Roncoroni/ARCHIVO

Dieciocho ciudades latinoamericanas son finalistas del One Planet City Challenge (OPCC), la iniciativa de la organización conservacionista WWF para elegir la ciudad más sostenible, dentro de la campaña de participación ciudadana We Love Cities, en la que se puede votar hasta el próximo 11 de octubre.

Buenos Aires, San Martín de los Andes y Chacabuco (Argentina), Ciudad de México, Hermosillo y Mérida (México), Santiago de Chile y Valdivia (Chile), Montería, Manizales y Villavicencio (Colombia), Lima, Magdalena del Mar y San Borja (Perú), Escuintla y Puerto San José (Guatemala), Iztapa (Guatemala) y Loja (Ecuador) son las 18 ciudades finalistas.

Ciudades sostenibles 

El OPCC es el desafío de We Love Cities, la iniciativa de participación pública en la que los ciudadanos pueden votar hasta el próximo 11 de octubre a través de las redes sociales Facebook, Twitter o Instagram por las ciudades que sobresalen por el desarrollo de políticas sostenibles.

We Love Cities de WWF busca destacar la ambición climática por las acciones de adaptación y mitigación al cambio climático de las ciudades, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas.

We Love Cities se centra en las temáticas que mayores beneficios climáticos conllevan para las ciudades, como el transporte, la energía, la vivienda, el tratamiento de residuos y los alimentos.

Disminuir el impacto climático 

La campaña se centra en actuaciones para mejorar y fomentar el transporte, la energía, la vivienda, la gestión de residuos y la promoción de los alimentos locales y dietas más vegetarianas que disminuyan el impacto climático y los problemas de salud.

WWF señala que entre las políticas que las ciudades pueden llevar a cabo están ampliar las zonas peatonales, promover las vías ciclistas o fomentar el transporte público para mejorar la calidad de vida de las personas en las ciudades.

Asimismo, promover los alimentos locales y dietas más vegetarianas que disminuyan el impacto climático y los problemas de salud, y la economía circular que minimice el desperdicio y aproveche los residuos para la obtención de nuevos materiales y energía.

Ciudad de México resultó ganadora en el desafío One Planet City Challenge en la edición 2019-2020, por su “ambición política ante el cambio climático” y se une a Vancouver, Ciudad del Cabo, Seúl, París, Uppsala (Suecia) a la lista de ganadores del OPCC, puesto en marcha por WWF en 2013.

Según WWF, Ciudad de México presentó planes para luchar contra el cambio climático, en línea con las medidas para mantener la temperatura de 1,5 grados como recoge el Acuerdo de París, así como regulaciones para implementar políticas climáticas locales.

Las ciudades albergan actualmente más del 50 % de la población mundial, con un 70 % del consumo de energía. EFEverde

 

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com