NATURALEZA ANIMALES

Cinco quebrantahuesos más vuelan ya sobre los Picos de Europa

Un pollo de quebrantahuesos en la sierra de Cazorla. EFE/José Pedrosa

Cinco quebrantahuesos más han sido liberados este verano en el Parque Nacional de los Picos de Europa con lo que ya son treinta los ejemplares -diecinueve hembras y once machos- que se han reintroducido en ese espacio protegido, dentro del proyecto de recuperación de la especie iniciado en 2010.

Todos los ejemplares liberados son cedidos por el Gobierno de Aragón al proyecto que desarrolla la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ), en coordinación con las autoridades ambientales del Principado de Asturias, Cantabria y Castilla y León.

Tras superar las distintas fases de su desarrollo en las instalaciones del centro de cría de Zaragoza y posteriormente en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, donde toman contacto con otros ejemplares de su especie, son trasladados hasta Asturias para completar su proceso de maduración.

A los treinta animales ya liberados hay que sumar la presencia esporádica de ejemplares divagantes que visitan los Picos de Europa todos los años, de diversa procedencia y en su mayoría pirenaicos, aunque se han observado otros procedentes de los proyectos de recuperación de la especie que se llevan a cabo en Andalucía y en Castellón.

La evolución ha sido la esperada

Según ha informado la fundación que gestiona el programa, la evolución de los pollos de este año fue la esperada y ya se encontraban en condiciones idóneas para volar cuando la pasada semana se procedió a la apertura de la jaula para que comiencen su vida en libertad, previa autorización de la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial del Principado.

A partir de este momento, los técnicos especialistas de la FCQ controlarán a los ejemplares de cerca diariamente a través de dispositivos de radioseguimiento terrestre y GPS para vigilar sus movimientos, su alimentación, comportamiento y primeros vuelos.

El proyecto de reintroducción del quebrantahuesos en el Parque Nacional de los Picos de Europa se inició en 2010 con la suelta de los dos primeros ejemplares en un espacio donde la especie estaba extinta desde la década de los cincuenta del pasado siglo y en 2020 se produjo la primera reproducción exitosa, tras 75 años de ausencia.

Varios ejemplares en edad reproductora

Este año la pareja formada por “Deva” y “Casanova” volvió a intentar la reproducción, pero fracasó en los primeros estadíos y, según la fundación, los próximos ejercicios son esperanzadores, ya que hay varios ejemplares entrando en la edad reproductora emparejados y que ocupan territorios óptimos para la especie.

El quebrantahuesos se encuentra en el nivel más alto de protección en la Unión Europea, incluida España donde está declarado como especie en peligro de extinción.

Su reintroducción de forma estable en los Picos de Europa favorecería el flujo e intercambio de ejemplares con la población pirenaica a través del corredor íbero-cantábrico y una garantía para la conservación de la especie ante posibles eventos que pudieran afectar a uno de sus núcleos reproductores. EFEverde

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com