EEUU INUNDACIONES

Cientos de inquilinos de Houston piden ayuda tras las inundaciones

  • A consecuencia de las inundaciones de Houston en abril pasado nueve personas han muerto, resultaron dañada cerca de 2.700 viviendas y más de 1.300 personas desplazadas

Cientos de inquilinos de Houston piden ayuda tras las inundaciones Vista de las inundaciones en Buffalo Bayou tras las lluvias en Houston. EFE/A. M. SPRECHER

EFEverde.- A pesar de que ya remitieron las inundaciones que dejaron al menos nueve muertos en el condado de Harris (Texas), cientos de inquilinos del norte de Houston sufren todavía las consecuencias en sus viviendas, por lo que han pedido ayuda económica para poder afrontar esta situación.

Estas personas buscan, con la ayuda de organizaciones cívicas y políticas, un alivio en el pago de sus rentas así como la pronta reparación de las viviendas que quedaron dañadas por las intensas lluvias registradas en abril.

Los damnificados residen en diferentes centros habitacionales en un barrio conocido como Greenspoint, al norte de la ciudad, uno de los más afectados por las inundaciones.

Ana Novas, de República Dominicana e inquilina desde hace dos años en este barrio, se queja de la lentitud y desconsideración por parte de la administración de su departamento que hasta la fecha no ha podido concederle otro lugar al que mudarse con su esposo y sus cuatro hijos.

“Recién hace tres días despojaron las paredes de yeso de mi departamento que estaban enmohecidas y prácticamente nos han dejado a la intemperie. Muchos de nosotros no tenemos a dónde más ir”, apuntó Novas, de 27 años.

trabajo de desescombro de las viviendas en Houston tras las inundacione en el condado de Harris.

Trabajo de desescombro de las viviendas en Houston tras las inundaciones en el condado de Harris. EFE/Alicia Pérez

Cerca de 2.700 viviendas se vieron afectadas por las inundaciones, según datos oficiales de la ciudad de Houston, que indican que más de 1.300 personas tuvieron que ser desplazados, a lo que hay que sumar las nueve víctimas mortales, cinco de ellas latinas.

El 27 de abril se reportó la última de ellas, la joven hispana Ariel Tapscott, que se sumó así a los de otros cuatro latinos fallecidos como consecuencia de las inundaciones: Teri Rodríguez, Pedro Morales, Germán Antonio Franco y Claudia Melgar.

No llovía tanto en Houston desde 1976

La zona metropolitana de Houston tuvo el mes de abril más húmedo desde que se tiene registro, con cerca de 14 pulgadas de lluvia. La anterior marca histórica era de 1976, cuando cayeron 11 pulgadas de agua.

Ofelia Gómez, mexicana y empleada en una fábrica, se encuentra en la misma situación de incertidumbre que Novas y ha firmado una solicitud para no pagar renta del mes de mayo y pedir que no existan represalias ni multas si abandona la propiedad, lo que supondría una violación de su contrato de alquiler.

“Hemos vivido varios días con las alfombras deteriorada por el agua, que además destruyó parte de mis pertenencias. La gerencia nos dice que sólo podrá darnos un 25 % de descuento, pero no es suficiente porque yo he perdido de trabajar varios días”, señaló Gómez.

Sin embargo, Neal Rackleff, director del Departamento de Desarrollo Comunitario y de Vivienda con la Municipalidad de Houston, dijo a Efe que la ley de vivienda estatal puede amparar a muchos de los damnificados.

“Estamos trabajando con los propietarios de todos los complejos de departamentos y les hemos comunicado sobre la urgencia que existe para que sean justos con sus inquilinos”, indicó Rackleff.

Los inquilinos de las casas afectadas por las inundaciones, como la mexicana Ofelia Gómez, piden ayuda por los daños en los inmuebles.

Los inquilinos de las casas afectadas por las inundaciones, como la mexicana Ofelia Gómez, piden ayuda por los daños en los inmuebles. EFE/Alicia Pérez

El funcionario señaló que en las próximos días determinarán si los apartamentos dañados son aptos para la vivienda y, en caso contrario, se permitiría que los inquilinos pudieran abandonar las propiedades sin ver afectado su crédito o adeudar dinero a sus caseros.

Rackleff dijo también que hasta la fecha han identificado y trasladado a cerca de 400 personas que vivían en esa zona de albergues temporales a hoteles pagados por el gobierno municipal.

Este sábado, el senador estatal Rodney Ellis (demócrata) se unió a la petición de los cientos de residentes de la zona para que las gerencias de los complejos de viviendas que sufrieron daños por las inundaciones no cobren a los inquilinos un mes de renta.

“Ellos deben comprender que a nadie le gustaría vivir bajo esas condiciones antihigiénicas que tendrán consecuencias graves para la salud de sus inquilinos”, sostuvo Ellis.

Por su parte, Narinder Nagra, propietario de unos de los complejos damnificados, dejó entrever que no hostigará a los inquilinos en este momento y dejará que anulen el contrato en el caso que deseen abandonar la propiedad e irse a otra.

“Nosotros, como empresa, debemos esperar los resultados del gobierno, que determinará si las unidades habitaciones pueden ser ocupadas o no”, resaltó Nagra vía telefónica.

Mientras tanto, siguen abiertos cuatro centros de atención a personas afectadas por unas inundaciones que obligaron a las autoridades federales a decretar la zona de desastre en cuatro condados texanos: Harris, Grimes, Parker y Fayette. EFEverde




Secciones:                
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com