ENEGÍAS RENOVABLES

Científicos alertan del peligro de una mala planificación de las renovables

Parque eólico en Extremadura. EFE. Eduardo Palomo

Científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), universidades públicas y otros organismos han alertado de los “daños irreversibles” que podría producir la expansión “acelerada y desordenada” de las energías solar y eólica sobre la biodiversidad española.

En una carta publicada en la revista Science, este grupo de científicos, formado por 23 expertos en conservación de aves y murciélagos reconocen que las energías renovables “son necesarias” pero advierten de que su coexistencia con la biodiversidad “requiere de una planificación ambiciosa y buenas prácticas en los procesos de evaluación ambiental”.

“La actual expansión de energías renovables del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) supone la ocupación de centenares de miles de hectáreas con plantas solares y eólicas” que en ocasiones “afectan a áreas esteparias de alto valor ecológico y amenazan a poblaciones de especies de aves y murciélagos protegidos”, afirman los expertos en su misiva.

Según David Serrano, miembro de la Estación Biológica de Doñana (EBD/CSIC) y uno de los firmantes de la carta, los nuevos proyectos afectarán “a suelos baratos, mayormente áreas agrícolas marginales ocupadas por cereal extensivo de secano o áreas de media montaña, ambas con alto valor ecológico”.

En particular, advierte de que estos planes pondrían en peligro “la viabilidad de poblaciones de aves esteparias que se encuentran ya gravemente amenazadas en España“, para algunas de las cuales nuestro país es “su último refugio europeo o incluso mundial” y recuerda que muchas de ellas no están “amparadas” por la Red Natura 2000.

Mortalidad de buitres y murciélagos en parques eólicos

Juan Manuel Pérez-García, de la Universidad Miguel Hernández de Elche, cita como ejemplo que la mortalidad anual de buitres leonados en parques eólicos españoles “mal planificados” puede acercarse al millar de ejemplares, mientras que para Carlos Ibáñez de la EBD/CSIC, los murciélagos muertos en estas instalaciones “superan a las aves” y representan “un mínimo de 200.000 al año”, con el impacto negativo que supone para los servicios ecosistémicos.

A la vista de estos datos, los científicos abogan por llevar a cabo un proceso de implantación de energías renovables “más planificado y racional”, que evite ubicar estas instalaciones en áreas “de alta biodiversidad y realizar paradas de turbinas cuando se detecten altas mortalidades”.

Asimismo, reivindican “un mayor impulso de políticas energéticas que apuesten por la eficiencia, el autoconsumo y el ahorro, que minimizarían el impacto de la transición energética sobre algunos de nuestros valores naturales más singulares, sensibles y amenazados” y harían de las renovables unas energías “mas verdes que grises”. EFEverde

ç

Más informacíón sobre adaptación climática en www.lifewatercool.com




Secciones:                    
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com