Cien incendios forestales asolan el sureste de Australia

Cien incendios forestales asolan el sureste de Australia

Las autoridades del estado de Nueva Gales del Sur informaron hoy que un hombre murió a consecuencia de uno de los cien incendios que ya han arrasado docenas de viviendas en esa jurisdicción del este de Australia.

El presidente del gobierno estatal, Barry O’Farrell, dijo a la cadena local ABC que la víctima, de 63 años, pereció en Lake Munmorah, a 124 kilómetros al norte de Sïdney, mientras intentaba proteger su casa de las llamas.

 

Unos 1.500 bomberos trabajan en la extinción de unos cien incendios forestales, de los cuales, una treintena arden sin control en Nueva Gales del Sur, que afronta los peores incendios en una década.

 

Las llamas arrasaron ayer unas treinta casas en la localidad de Springwood, a más de 70 kilómetros al oeste de Sídney y la más afectada por los incendios, indicó la agencia local AAP.

 

Calles enteras han sido calcinadas por el fuego en esta localidad donde todavía no se conoce la extensión de los daños, pero se teme que un centenar de viviendas hayan quedado destruidas.

 

“Estaremos contando las propiedades (destruidas) en docenas, quizás en cientos”, dijo el comisionado del Servicio Rural de Bomberos, Shane Fitzsimmons.

 

Mientras, los bomberos siguen intentando apagar otros incendios en la Costa Central y la zona de Southern Highlands, así como en la costa sur de Nueva Gales del Sur.

 

400 kilómetros de perímetro

 

Los siete principales incendios han quemado hasta el momento 50.000 de las 88.200 hectáreas destruidas en total por los fuegos cuyo perímetro alcanza los 400 kilómetros, según el comisionado estatal de los bomberos.

 

Varios contingentes de bomberos de todo el país se dirigen a Nueva Gales del Sur para ayudar a sus colegas a luchar contra los incendios, que podrían demorar días y hasta semanas en apagar.

 

La jornada de hoy se presenta más fría y húmeda en contraste con la de ayer que registró temperaturas por encima de los 34 grados y vientos de más de 90 kilómetros por hora.

 

Sin embargo, el fuego aún es “muy activo, muy dinámico y muy peligroso”, según dijo hoy Fitzsimmons al canal 10 de la televisión australiana.

 

Los incendios forestales en la denominada “Navidad Negra” de 2001 arrasaron unos 3.000 kilómetros cuadrados en Nueva Gales del Sur. EFEVERDE

 

 

 




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies