CHIPRE VERTIDO

Chipre no ve por ahora mancha alarmante en sus mares tras el vertido de Siria

Vista de la fuga en una central eléctrica en Baniyas, Siria. EFE/EPA/MAXAR TECHNOLOGIES

El Ministro de Medio Ambiente chipriota, Kostas Kadis, declaró este miércoles que por el momento no se ha identificado nada alarmante cerca de las costas de Chipre en relación con el vertido marítimo procedente de una planta en Siria, localizado a unas 30 millas náuticas al noreste de Cabo Greco, en el sur de Chipre.

En las últimas horas las autoridades chipriotas del sur y del norte de la isla se han puesto en alerta por este vertido procedente de una fuga en una central eléctrica en la vecina Siria, que dista tan solo 510 kilómetros de esta isla.

El incidente en la planta de la localidad de Baniyas ocurrió el pasado día 23 y ha llevado al derramamiento de unas 18.000 toneladas de petróleo, cuya extensión en el mar alcanzaría unos 1.000 kilómetros cuadrados.

“Parece que se han desprendido partes pequeñas”, dijo Kadis. “Esa es la imagen que hemos obtenido de las imágenes de satélite que recibimos de la Agencia Europea de Seguridad Marítima. Queremos asegurarnos de la extensión ”, dijo el ministro a los medios locales.

El ministro precisó que un pesquero que navegaba a unos 50 kilómetros al noreste del Cabo Greco (sureste de la isla) localizó “una parte muy pequeña del vertido que se desprendió de la marea principal”.

Agregó que el equipo de funcionarios del Departamento de Pesca y del Ministerio de Navegación están monitoreando la situación en base al Plan Nacional de Emergencia de Contaminación petrolera del mar y coordina acciones sobre el tema.

Impacto ambiental

La Unión Europea ha expresado su preocupación por el posible impacto ambiental de este vertido y ha ofrecido a Chipre un buque para ayudar en las labores de recogida, según informó este miércoles un portavoz comunitario.

“Estamos muy preocupados por el potencial grave impacto ambiental que puede tener ese vertido”, afirmó en la rueda de prensa diaria de la Comisión el portavoz de Energía del Ejecutivo comunitario, Tim McPhie.

Por su parte, las autoridades turcochipriotas señalaron que el punto más cercano de la mancha a las costas de Karpasia (norte) fue de 10 millas náuticas, aunque tanto los expertos greco como los turcochipriotas comparten la opinión de que se trata de una fina película de petróleo y no de crudo espeso.

Según los medios turcochipriotas, Turquía ha enviado ya a expertos así como tres barcos turcos a la autoproclamada República del Norte de Chipre (RTNC) para hacer frente a la situación.

En declaraciones a los medios, la Ministra de Obras Públicas turcochipriota, Resimiye Canaltay explicó que después de que los expertos alertaran de que “el viento cambiará de dirección y llegará a nosotros el 3 de septiembre, inmediatamente contactamos con las autoridades de Turquía”.

La ministra añadió que se han enviado las imágenes de drones a los equipos de seguridad costera, y señaló que los remolcadores se encontraban en la región.

Este es el segundo gran derrame de petróleo en el este del Mediterráneo este año. En febrero, un vertido frente a la costa de Israel devastó las playas del país y dejó depósitos de alquitrán en la costa libanesa. EFEverde

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com