PLANTA COMPOSTAJE

Chinchón no quiere una planta de compostaje a 3 kilómetros del casco histórico

Chinchón no quiere una planta de compostaje a 3 kilómetros del casco histórico Vista de la plaza de Chinchón. EFE/Archivo

El municipio de Chinchón ha iniciado acciones jurídicas y administrativas para oponerse a la construcción de una planta de compostaje a 3 kilómetros de su casco histórico y a 1,6 de una urbanización en la que residen en torno a 400 vecinos, un 8 % de la población total.

En este sentido, el Gobierno Municipal independiente, presidido por el alcalde Javier Martínez-Mayor, ha solicitado el expediente completo del proyecto y ha presentado una denuncia ante la Confederación Hidrográfica del Tajo, ya que por la zona pasa una balsa subterránea de aguas que está protegida medioambientalmente.

Planta de compostaje y perjuicios para el turismo

Asimismo, ha mantenido una reunión con el consejero de Medioambiente de la Comunidad de Madrid, en la que ha manifestado su preocupación por los daños que la instalación podría provocar en el turismo, la hostelería y la agricultura; además de solicitar un encuentro con la presidenta regional, Cristina Cifuentes.

A las acciones emprendidas por el consistorio se suman las reivindicaciones vecinales, como la manifestación que han convocado la Asociación de Turismo y la Comunidad de Propietarios de Nuevo Chinchón para el próximo miércoles a las 18:30 horas en la Plaza Mayor, respaldada por el Ayuntamiento.

“Nos preocupan los malos olores que pueden llegar no solo a la urbanización Nuevo Chinchón sino también al casco histórico, así como el paso de camiones que van a transportar lodos procedentes de varios puntos de Madrid”, ha asegurado a EFE Javier Martínez-Mayor, alcalde de Chinchón.

Obras en zona limítrofe

La planta -cuyas obras ya se han iniciado- estará situada en el término municipal de Villaconejos, pero en un área limítrofe con el de Chinchón.

El proyecto se presentó por primera vez en el año 2011, pero, según el actual alcalde “el Gobierno Municipal que había entonces (del PP) no presentó alegaciones”.

El Ayuntamiento de Villaconejos concedió las licencias de actividad y funcionamiento por decreto en abril de 2015, después de haber obtenido los informes favorables de la Comunidad de Madrid.

Malos olores

La planta tiene previsto procesar anualmente 5.000 toneladas de ramas de poda, 2.500 de estiércoles de granja y 12.500 de materiales orgánicos, entre los que se encuentran lodos procedentes de depuradoras, residuos de industrias agroalimentarias y fosas sépticas.

“Pensamos que estos materiales pueden resultar perjudiciales para la salud de nuestros vecinos, de hecho, hemos visitado la planta de Camarles (Tarragona), y sus habitantes están muy descontentos, porque dicen que en verano los olores no se pueden soportar”.

El alcalde afirma que “hemos pedido a la Comunidad de Madrid que paralice esta instalación y más aun cuando está invirtiendo en Chinchón porque lo considera como motor de atracción del turismo no solo hacia el propio municipio sino también a otros limítrofes como Colmenar de Oreja”.

Chinchón recibe al año una media de 150.000 visitantes y recientemente fue integrado en la Asociación de Pueblos más Bonitos de España.

Esta última ha expresado su apoyo a las protestas vecinales a través de un comunicado. Efeverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies