DESASTRES

China intenta evitar que la lluvia empeore la situación en la zona del seísmo

China intenta evitar que la lluvia empeore la situación en la zona del seísmo

Los equipos de rescate continúan las tareas de atención y traslado de damnificados en el área afectada por el terremoto de 6,6 grados de magnitud que ha causado al menos 94 muertos en la provincia noroccidental china de Gansu, ante la amenaza de fuertes lluvias que podrían empeorar la situación.

Los esfuerzos se centran en la evacuación hacia asentamientos seguros de 226.700 personas afectadas por el seísmo, según las autoridades locales.

Las primeras investigaciones hablan de 52.000 casas derrumbadas y 240.000 viviendas con graves daños estructurales, un peligro potencial ante las previsiones de lluvias en los próximos días.

De hecho, la región afectada, una zona rural y muy montañosa, ha sufrido ya severas inundaciones en las últimas semanas que, si continúan, podrían provocar corrimientos de tierras que serían letales para una población ya muy castigada por el terremoto.

El hipocentro del seísmo se localizó en la ciudad de Dingxi, con casi 2,7 millones de habitantes, a unos 170 kilómetros al este de la capital de la provincia, Lanzhou, y a 20 kilómetros de profundidad.

Además, la mayoría de las muertes se produjeron en comarcas rurales situadas al sur de la localidad, donde las construcciones son menos resistentes.

Según el director de la Oficina Sismológica de Gansu, Wang Lanmin, la mayoría de las casas que han quedado destruidas eran de adobe, por lo que “no podían resistir un terremoto de estas características”. En Xinhua, todas las casas se han derrumbado.

Además, las lluvias

En los últimos días en Shaanxi, las autoridades locales han reportado el fallecimiento de 11 personas y otras 23 heridas a causa de las fuertes lluvias.

Un conductor atrapado con su coche en una calle inundada de Shenyang (Liaoning).

Un conductor atrapado con su coche en una calle inundada de Shenyang (Liaoning). EFE/Mark

El temporal afectó a más 569.100 personas y ocasionó pérdidas económicas de 1.750 millones de yuanes (cerca de 285,5 millones de dólares), según investigaciones iniciales.

Las lluvias causaron corrimientos de tierra que destruyeron 939 casas y dañaron otras 1.106, al mismo tiempo que incrementaron el nivel de agua de los ríos y reservas locales amenazando a los residentes cercanos de la ciudad.

La oficina meteorológica provincial indicó que un nuevo temporal de lluvias afectará Shaanxi desde mañana, destacó Xinhua.

A principios de julio varias inundaciones y tifones en China ocasionaron más de 200 muertos y 350 desaparecidos.

La mayoría de estos desastres naturales se produjeron en la mitad sur del país, zona que cada año sufre, especialmente en los meses de verano, de inundaciones y catástrofes naturales relacionadas, que en 2010 causaron un récord de 4.000 muertos, la cifra más alta en una década, según datos oficiales. EFEverde

 

 




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies