CRECIDA EBRO

La CHE prevé una avenida extraordinaria del tramo medio del Ebro a partir del jueves

  • Ha ordenado desembalses preventivos en los embalses de las cuencas que pueden verse implicadas en este episodio de crecidas

La CHE prevé una avenida extraordinaria del tramo medio del Ebro a partir del jueves Crecida del Ebro la semana pasada en Logroño. EFE/Raquel Manzanares

EFEverde.- La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) prevé un episodio de avenida extraordinaria en el tramo medio del Ebro a partir del próximo jueves como resultado de los fenómenos meteorológicos que se esperan para las próximas horas.

Según informa la CHE en un comunicado, esta previsión, al no basarse todavía en fenómenos observados, presenta un alto grado de incertidumbre.

Según las previsiones meteorológicas, a partir de hoy se registrarán precipitaciones que serán localmente muy fuertes en la cuenca alta del Arga, en el Pirineo occidental y extremo más septentrional del Pirineo central, como consecuencia de un frente cálido muy activo que atraviesa el norte de la cuenca desde el oeste hacia el este.

Las lluvias, además, se sumarán al fenómeno de fusión de nieve, principalmente desde la cabecera del Ebro hasta la del Gállego.

Con este escenario, todavía en fase de previsiones meteorológicas, la CHE estima el inicio de un episodio de crecidas generalizadas en los afluentes de la margen izquierda y en el eje del Ebro.

Añade que podrían alcanzar valores de máxima crecida ordinaria para el tramo alto del Ebro hasta la confluencia con el río Aragón y que tendría consideración de avenida extraordinaria para el tramo medio del Ebro, por efecto de los caudales aportados por el Arga (que también podría situarse en caudales de crecida extraordinaria) y Aragón.

A la espera de que se puedan actualizar las previsiones con las precipitaciones observadas, se prevén unos caudales punta que podrían situarse en Miranda de Ebro (Burgos) en el entorno de 700 m3/s a partir del jueves y en Logroño, entre el jueves y el viernes, de 1.000-1.200 m3/s, en ambos casos próximos a la máxima crecida ordinaria.

El carácter extraordinario del fenómeno plantea unos caudales punta en Castejón (Navarra) que podrían situarse para el próximo viernes en torno a 2.300 m3/s, aunque no se descarta que pudieran ser algo superiores o variar según las previsiones que se den con las lluvias registradas a partir de mañana.

 Los caudales punta alcanzarán Zaragoza durante la jornada del domingo

La CHE está siguiendo sus protocolos de vigilancia y seguimiento de forma coordinada a través del Comité Permanente de Avenidas, que se ha mantenido constituido durante todo este periodo de crecidas en la cuenca del Ebro, y ha avisado a Protección Civil.

El organismo ordenó desembalses preventivos en los embalses que se sitúan en cuencas que pueden verse implicadas en este episodio de crecidas.

Con estas maniobras los embalses generan un resguardo que permitirá en la medida de lo posible la laminación de los caudales, es decir, reducir sus salidas al máximo, siempre cumpliendo con los criterios de seguridad, durante el episodio, evitando así la confluencia de varias puntas o caudales máximos de afluentes en el eje del Ebro.

Actualmente se está aliviando el embalse del Ebro, en el eje del Ebro en Cantabria (40 m3/s); Ullíbarri (60 m3/s), en Álava, en el río Zadorra, afluente del Ebro aguas abajo de Miranda de Ebro; Yesa (300 m3/s), en la cuenca del río Aragón y Mequinenza (1.400 m3/s), en el bajo Ebro. EFEverde

 

 

 




Secciones: