CONSUMO SOSTENIBILIDAD

Los sistemas de certificación voluntaria pueden llegar a encubrir “daños al medioambiente”

Los sistemas de certificación voluntaria pueden llegar a encubrir Foto de archivo de supermercado. EFE/Horacio Villalobos

Los sistemas de certificación voluntaria "encubren en numerosas ocasiones a empresas que destruyen el medioambiente", según ha revelado una investigación de la fundación británica Changing Markets acerca del funcionamiento de estos mecanismos en productos de mar, textiles y aceite de palma, según aseguran.

Los sistemas de certificación voluntaria “encubren en numerosas ocasiones a empresas que destruyen el medioambiente”,  ha revelado una investigación de la fundación británica Changing Markets acerca del funcionamiento de estos mecanismos en productos de mar, textiles y aceite de palma.

La certificación voluntaria incluye las ecoetiquetas de producto, de impacto ambiental o de sistemas transversales, y su objetivo es reconocer el desempeño de sostenibilidad de empresas o productos “ante la ausencia de medidas gubernamentales” que garanticen el mismo.

Más de 460 etiquetas

Estos mecanismos, que superan ya las 460 etiquetas, “se están viendo afectados por un aumento en la demanda de productos sostenibles” que ha contribuido a “la desviación de sus objetivos”, explica Changing Markets.

De esta forma, la investigación señala a una práctica común entre sistemas, consistente en “la creación de módulos con distintos requisitos para satisfacer las prioridades de las empresas” por la cual se “baja el listón de sostenibilidad”.

Prácticas como esta, sumadas “a la falta de transparencia” de algunos mecanismos, han llevado a situaciones en que la certificación “ha podido llegar a encubrir a empresas que destruyen el medioambiente”.

Es el caso de la Better Cotton Iniative (BCI), uno de los sistemas de certificación de productos textiles analizados por la fundación, cuya tolerancia con el uso de plaguicidas y OGM ha dado lugar a que “ciertos agricultores se hayan pasado del algodón orgánico al genéticamente modificado”, indica el informe.

Más de 100 sistemas voluntarios en la industria textil

Solamente la industria textil presenta más de 100 sistemas voluntarios y etiquetas verdes, aunque ninguno de ellos “contempla de forma efectiva la sostenibilidad a lo largo de toda la cadena de suministro”, señala la fundación que, además ha analizado los sectores de la pesca y el aceite de palma.

Estas tres áreas de consumo han sido las escogidas por Changing Matters por ser “responsables” de “graves problemas medioambientales” debido al “abastecimiento insostenible” de sus productos.

Hoy en día, el aceite de palma está presente “en la mitad de los productos de supermercado y un tercio del biodiésel empleado como carburante en coches y camiones en la UE”.

El cultivo de este producto es “uno de los principales causantes” de la deforestación, la emisión de gases de efecto invernadero o la pérdida de biodiversidad en el planeta, impactos que “ninguno” de los sistemas de certificación investigados por la ONG ha logrado ralentizar.

Pesca industrial

La pesca industrial, por su parte, “ha arrasado el océano”, pues casi el 90% de las poblaciones de peces a escala mundial están plenamente pescadas o sobrepescadas.

Los dos principales sistemas de certificación del sector, Friends of the Sea (FOS) y Marine Stewardship Council (MSC), “han otorgado certificados de sostenibilidad incluso a pesquerías que están sobrepescadas y, en algunos casos, se apartan de la legislación nacional”, ha indicado el informe.

La abundancia de sistemas de certificación en el mercado genera además una “confusión” en el comprador que conduce a un “shopping de etiquetas” y contraviene al “propósito general de la certificación”.

Ante esta situación, la Fundación Changing Markets apuesta por la abolición de “los peores sistemas”, así como una reforma del resto de certificados basada en “la transparencia, la independencia, un enfoque integral con alta trazabilidad” a lo largo de la cadena de producción “y un afán de mejora continua”, ha indicado en el informe.

La fundación británica ha subrayado también la necesidad de tomar medidas ajenas a los sistemas, por parte de “gobiernos, empresas y consumidores”.

Se trata de acciones como “priorizar las pesquerías sostenibles de pequeña escala, establecer reservas marinas y cuotas basadas la ciencia, introducir una moratorias sobre deforestación o adoptar políticas de contaminación cero en el sector textil”, concluye el documento.

THE FALSE PROMISE OF CERTIFICATION – EXECUTIVE SUMMARY – ESP




Secciones:            
efeverde
Plataforma global de periodismo ambiental y científico de la Agencia EFE (EFEverde y EFEfuturo) www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies