FAUNA SILVESTRE

El centro de recuperación ‘El Chaparrillo’ (Ciudad Real) atendió un 20 % más de fauna que en 2020

Centro de Recuperación de Fauna Silvestre "El Chaparrillo". EFE/Jesús Monroy

El Centro de Recuperación de Fauna Silvestre «El Chaparrillo» se ha consolidado como «hospital» para la atención de la fauna silvestre de la provincia de Ciudad Real tras alcanzar en 2021 los 846 ingresos, un 20 % más de las admisiones contabilizadas en 2020, que fueron 705.

Ingresos

Según han explicado este miércoles a Efe Elena Crespo y Juan Andrés Ceprián, veterinaria y técnico de manejo del centro, respectivamente, el número de ingresos registrados en el centro continúa su línea ascendente, pasando de los 250 que se registraron en 2002 hasta los 846 actuales, que es el mayor número de ingresos registrados hasta el momento.

Crespo y Ceprián han comentado que los meses de junio, julio y agosto son los que se recibe el mayor número de ingresos, ya que entran muchas crías procedentes de caídas de los nidos.

Del total de ingresos de ejemplares recibidos vivos, el 68% de ellos pudieron ser recuperados tras su paso por el centro, un 3% aún permanecen ingresados, un 11% recibieron eutanasia al ser irrecuperables y un 15% fallecieron pese a recibir asistencia veterinaria.

La colaboración de los agentes medioambientales es importante para el funcionamiento del centro y, de hecho, el 64% de los ejemplares que llegaron al centro fueron de la mano de los agentes medioambientales, mientras que también han sido destacables los ingresos a través del Seprona, que llevaron al 8% de los ejemplares.

También han aumentado los traslados efectuados por particulares, hasta llegar al 26% del total, lo que, según Crespo, pone de manifiesto la cada vez mayor sensibilidad de la sociedad sobre la importancia de la conservación.

Aves

En 2021, el grupo faunístico más abundante fue el de las aves, con 743 ingresos, de las que 424 eran rapaces y, de ellas, 308 rapaces diurnas y 116 nocturnas. Además, ingresaron 78 mamíferos y 15 reptiles.

El mayor número de aves recogidas fueron vencejos, de los que entraron 109 ejemplares, de los que 108 entraron vivos y 88 pudieron ser liberados.

Asimismo, hubo cien ingresos de cernícalo primilla, 90 de ellos con vida, y se logró recuperar a 77 ejemplares.

En cuanto a las especies más emblemáticas, en 2021 entraron en ‘El Chaparrillo’ 23 ejemplares de águila imperial, de las que solo 5 lo hicieron con vida y 2 pudieron volver a ser liberadas al medio natural, diez buitres negros, de ellos 7 vivos y 6 pudieron ser devueltos al campo.

Causas de los ingresos

En cuanto a las causas de ingreso de los ejemplares, los datos revelan que la mayoría se producen por caídas del nido con 351 ingresos, a la que le sigue la electrocución con tendidos eléctricos con 116 casos, el atropello con 79, la colisión con tendidos y emparrados que suman 24 casos y los disparos que suman 15 casos.

La electrocución sigue siendo una de las causas más preocupantes para la conservación de las aves, y con respecto a 2020 ha sufrido un ligero ascenso.

Por la importancia de la especie destacan los 13 casos de águila imperial electrocutadas recibidos, cuatro más de los que se contabilizaron en 2020 y las entradas que se producen por disparo, que afectan al grupo faunístico de las aves rapaces.

En lo que va de 2022 se han recibido en el centro 25 casos remitidos por agentes medioambientales y Seprona según el Plan Regional de Lucha contra el uso ilegal de veneno en Castilla-La Mancha de los que 4 afectaron a ejemplares de águila imperial, 1 a buitre negro, tres a milano negro y 2 a milano real, entre otras especies. EFEverde

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com