MALTRATO ANIMAL

Free Fox denuncia ante la Fiscalía Medioambiente al Centro de Animales de Madrid

Centro Animales de Madrid Un mapache en el CRAS de Soto de Viñuelas (Tres Cantos). EFE//Darwin Carrión/ARCHIVO

La organización animalista Free Fox ha denunciado al Centro de Recuperación de Animales Silvestres (CRAS) de la Comunidad de Madrid ante la Fiscalía de Medioambiente por la muerte de cerca de la mitad de ejemplares de los más de 3.000 que entran en el recinto cada año y por prácticas “dudosas que están investigando”.

Según ha explicado a EFE la portavoz de Free Fox, Alicia Roa, el CRAS está ubicado Soto de Viñuelas, en el municipio madrileño de Tres Cantos, y está gestionado por la empresa privada Tragsatec que “se dedica a actividades cinegéticas”.

Centro para la recuperación de animales de Madrid

Denuncian que en el CRAS -un centro oficial para la recuperación de animales- “se realizan cursos para aprender a poner trampas para los animales que son competencia en los cotos de caza” o se homologan trofeos de caza mayor.

Este centro fue inaugurado en 2010 por la antigua presidenta madrileña Esperanza Aguirre, pero “no permite la entrada para visitas a los animales”, según Roa, que señala que el CRAS madrileño es “como un agujero obscuro, un sumidero donde desaparecen los animales”.

“Entran 3.000 animales para la recuperación al año, pero unos 800 mueren y otros 800 los sacrifican según los datos de la memoria de la empresa de 2017”, sostiene la portavoz de Free Fox, lo cual “es un número exagerado”.

En 2017 entraron 3.062 animales al CRAS, “103 de ellos habían quedado atrapados en trampas“, un dato “curioso”, según Roa, porque en ese centro se dan cursos para enseñar a poner trampas a los cazadores.

Esta práctica se llama “control de depredadores” para atrapar zorros, perros, gatos, meloncillos, entre otros animales, con trampas que “curiosamente ellos enseñan a poner”.

Según los datos de la empresa de 2017, 65 animales entraron por disparos, 789 murieron y 796 fueron sometidos a eutanasia.

Denuncia ante la Fiscalía de Medioambiente

Además, unos 645 fueron liberados a la naturaleza después de su recuperación. Sin embargo, señala la portavoz, pero no se han facilitado datos de los siguientes años.

“Normalmente la gente trae una ave que se ha caído de un nido, un ave con golpe de calor o un atropello”. Sin embargo, “que la mitad termine muerto, es mucho”.

Señalan que el último zorrezno de tres meses que entró en el CRAS fue sometido a eutanasia tras haber resultado herido en una pata al haber quedado atrapada en una trampa. Una herida que se podía haber tratado, según “las consultas efectuadas por Free Fox a veterinarios”.

Según la ong, en el CRAS se realizan otras “actividades dudosas que llevamos mucho tiempo investigando” porque la empresa “no contesta a muchas de las demandas de información que hacen”.

Free Fox ha presentado este martes una demanda contra el CRAS ante la Fiscalía de Medioambiente. “Esperamos una respuesta justa y solvente por parte de la Fiscalía”, han señalado Roa. EFEverde

 

Te puede interesar:

Denuncian el maltrato de animales en un criadero de Tres Cantos (Madrid)

 

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com