ENERGÍA NUCLEAR

Parada automática en la Unidad II de la central nuclear de Almaraz

Almaraz nuclear Vista aérea de la central nuclear de Almaraz (Cáceres). EFE/ARCHIVO

Plasencia (Cáceres).- La Central Nuclear de Almaraz (Cáceres) ha notificado al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) que la Unidad II ha registrado una parada automática como consecuencia de la apertura no esperada de uno de sus interruptores.

Dicha parada se ha registrado a las 03,33 horas de este sábado, ha informado la dirección de la central de Almáraz, cuyos equipos técnicos ya trabajan para conocer las causas que han provocado la apertura de dicho interruptor, el cual forma parte del sistema de parada automática del reactor, y proceder a su reparación.

Parada automática en la central nuclear de Almaraz

La dirección de la central de Almaraz ha informado de que dicha parada no ha tenido impacto en la seguridad de las personas ni del medioambiente.

La parada automática de la Unidad II, que no registraba esta situación desde mayo de 2013, se ha producido un día después de que la Unidad I quedara acoplada a la red eléctrica, después de registrar también, el 23 de junio, una parada automática.

La Unidad I, cuya última parada automática tuvo lugar en 2018, se encuentra actualmente al 54 por ciento de potencia y en progreso de subida de carga hasta que alcance el 100 %.

Renovación del permiso de actividad

El pasado mes de mayo, el pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) informó favorablemente a la propuesta de renovación de la actividad de la Central Nuclear de Almaraz, que alcanzaría hasta el 31 de octubre de 2028, si bien será el Ministerio para la Transición Ecológica el que otorgue su autorización definitiva.

La decisión adoptada por el pleno del CSN se sustenta en la verificación del cumplimiento, por parte del titular, de las condiciones de la autorización vigente -que fue concedida en 2010-, y las instrucciones técnicas asociadas (Revisión Periódica de Seguridad y la normativa de aplicación condicionada).

Además, esta decisión tiene en cuenta los resultados de la evaluación de contenidos en un conjunto de 44 informes técnicos especializados y los requisitos exigibles por el Reglamento de Instalaciones Nucleares y Radiactivas (RINR).

También se valoró la información procedente de las inspecciones realizadas a la central durante la vigencia de la actual autorización por parte del CSN, así como los resultados de los procesos de licenciamiento, supervisión y control del CSN, en dicho periodo decenal.

Entre estos procesos destaca la supervisión continua del funcionamiento de la central mediante el “Sistema Integrado de Supervisión de Centrales” (SISC) y de la evaluación de los sucesos notificados por la central durante su última autorización. EFEverde




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com