Ceniceros desechables para evitar colillas en la playa

RESIDUOS M.AMBIENTE

Ceniceros desechables para evitar colillas en la playa

Ceniceros desechables para evitar colillas en la playa Imagen con un montón de colillas de cigarrillos

La pequeña empresa donostiarra de artes gráficas Grupo Delta ha puesto su "granito de arena" para que los usuarios fumadores de las playas de La Concha, Ondarreta y La Zurriola las mantengan limpias de colilllas, ya que ha creado 15.000 unidades de unos ceniceros desechables que repartirá gratuitamente en los arenales de San Sebastián.

El alcalde, Eneko Goia, ha apoyado y agradecido personalmente la iniciativa, que ha presentado este viernes en el Ayuntamiento Gabi Sola, responsable de Grupo Delta, encargada del diseño y la impresión en cartón reciclado de unos pequeños recipientes que también pueden servir para cáscaras de pipas o huesos pequeños de frutas.

“Un granito de arena en nuestro compromiso con el medio ambiente” es el lema, en euskera y castellano, que exhiben los ceniceros, además de una serie de dibujos con motivos playeros.

Se trata de “un acto de responsabilidad social corporativa” por parte de una empresa donostiarra que se suma al compromiso del Ayuntamiento en favor del medio ambiente, ha dicho el alcalde, quien ha resaltado que, aunque “simple”, el pequeño recipiente “puede ser una importante ayuda” para mantener los arenales donostiarras libres de colillas.

Un modelo a modo de recortable

Con un montaje sencillo, a modo de recortable, los recipientes serán distribuidos directamente en las playas por voluntarios del club deportivo Fortuna, así como por los bares más cercanos al litoral que soliciten unidades.

Una vez utilizados, los ceniceros deberán ser vaciados y depositados en contenedores de reciclaje de cartón, lo que evita la incomodidad de tener que llevárselos para una posterior reutilización como ocurría con los anteriores modelos de cucurucho de plástico.

“Una colilla tarda una década en degradarse”, ha dicho el responsable de Grupo Delta, quien ha considerado que impedir que vaya a parar al mar debería ser “una obligación”.

Ha agregado que la distribución de estos pequeños ceniceros es también una forma de concienciar sobre la necesidad de hacer un uso sostenible de las playas, para que no se conviertan en basureros de desechos que muchas veces acaban en el mar y provocan daños en su ecosistema.

Preguntado por la posibilidad de prohibir fumar en las playas que baraja algún municipio costero español, el alcalde de San Sebastián ha dicho que ese tipo de medidas no son de competencia del Ayuntamiento.EFEverde

También te puede interesar otras noticias sobre residuos de colillas de tabaco




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com