AEROPUERTO BARCELONA

CE recuerda que la ampliación de El Prat debe respetar las directivas de Hábitats y de Aves

Foto de archivo del aeropuerto de El Prat. EFE/ Toni Garriga/mt.

Una eventual ampliación del Aeropuerto de Barcelona-El Prat que afecte al Delta del Llobregat solo será posible si se respetan dos directivas europeas, la de Hábitats y la de Aves, han indicado a EFEverde fuentes comunitarias.

La Comisión Europea (CE) no se posiciona por el momento sobre el proyecto de ampliación de Aena, puesto que no se ha notificado oficialmente a las autoridades europeas, pero sí recuerda que cualquier modificación del Delta del Llobregat, perteneciente a la red europea Natura 2000, debe llevarse a cabo respetando esas dos directivas.

Los planes de Aena, que conllevarían una inversión de más de 1.700 millones de euros, supondrían destruir la laguna de La Ricarda, en el Delta del Llobregat, que quedaría invadida por la tercera pista del Aeropuerto.

Como compensación, Aena propone regenerar el ecosistema perdido en una extensión de terreno cinco veces superior a la que se perdería, en terrenos contiguos a esa zona, si bien cualquier operación de este calibre debería contar antes con el aval de la Comisión Europea.

El presidente de Aena, Maurici Lucena, se ha mostrado más veces convencido de que si se alcanza un consenso institucional acerca de la ampliación el Ejecutivo comunitario dará luz verde a la operación.

Condiciones de la directiva de Hábitats

La directiva de Hábitats señala a este respecto, en su artículo 6.4 que para alterar un hábitat natural y/o una especie prioritarios “únicamente se podrán alegar consideraciones relacionadas con la salud humana y la seguridad pública, o relativas a consecuencias positivas de primordial importancia para el medio ambiente, o bien, previa consulta a la Comisión, otras razones imperiosas de interés público de primer orden”.

El Delta del Llobregat ya ha sido objeto de un procedimiento de infracción abierto por la Comisión Europea a España, todavía sin resolver.

En concreto, el texto señala que “España debe tomar las medidas necesarias para evitar que se siga deteriorando el Delta del Llobregat como consecuencia de la ejecución de grandes proyectos de infraestructura, como por ejemplo las ampliaciones del aeropuerto internacional y del puerto marítimo”.

Este procedimiento de infracción de la CE, que no tiene que ver con los nuevos planes de ampliación, se encuentra en sus inicios, si bien podría acabar con el caso ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). EFEverde




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com