PROYECTO GAS CASTOR

Castor, un año entre la inyección de gas y la renuncia de Escal a la concesión

Castor, un año entre la inyección de gas y la renuncia de Escal a la concesión

Hace un año la empresa Escal comenzó a llenar con gas "colchón" el almacén subterráneo del proyecto "Castor" frente a la costa de Vinaròs (Castellón), poco después empezaron los terremotos en el litoral y hoy Escal ha anunciado su decisión de renunciar a la concesión gasista.

A mediados de junio de 2013 Escal comenzó a rellenar con gas un antiguo pozo petrolífero en desuso, situado a 1.750 metros de profundidad en el Mediterráneo, como fase previa a la actividad comercial.

Sólo dos meses después, a mediados de septiembre, comenzaron a detectarse microseísmos y el día 24 ya se produjo uno de 3,6 grados de la escala Richter que asustó a la población de la costa, tanto de Castellón como de Tarragona.

Dos días después el Ministerio de Industria ordenaba a Escal suspender todas las actividades, al tiempo que solicitaba un informe sobre las causas al Instituto Geográfico Nacional.

El primer día del mes de octubre la Generalitat Valenciana activa el Plan de riesgo sísmico después de una sucesión de 20 seísmos, uno de ellos de 4,2 grados.

Captura de la página web de Escal UGS del proyecto de almacenamiento subterráneo de gas. EFE

Captura de la página web de Escal UGS del proyecto de almacenamiento subterráneo de gas. EFE

 

Durante este mes comienzan las declaraciones de una y otra parte. Mientras el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, reconoce que los expertos, de forma preliminar, hablan de “probabilidad alta de que haya una relación directa” entre las inyecciones de gas y los movimientos sísmicos, la sociedad castellonense y de Tarragona se moviliza contra el proyecto Castor.

En la primera de ellas, convocada a través de las redes sociales, una “muralla” de un millar de personas pide en Vinaròs la paralización y el cierre del almacén subterráneo.

El 10 de octubre Industria admite que el coste total del proyecto se eleva a 1.700 millones de euros, frente a los 700 millones presupuestados inicialmente.

Y empieza la batalla legal. Una semana después de conocer el coste real de Castor, el Tribunal Supremo desestima el recurso presentado por el Gobierno contra la disposición que prevé indemnizaciones a Escal UGS, en el caso de extinción o caducidad de la concesión.

A las peticiones de cierre de Castor hechas por asociaciones y organizaciones, el 24 de octubre les Corts Valencianes pide al Gobierno “el cierre definitivo y permanente” del almacén y su desmantelamiento. Al día siguiente lo hace el Ayuntamiento de Vinaròs.

Los ecologistas no se quedan en las protestas y a final de mes remiten una carta abierta al Banco Europeo de Inversiones (uno de los socios financieros del proyecto) y a la Comisión Europea, en la que denuncian el impacto medioambiental del proyecto y el riesgo de que los contribuyentes tengan que asumir su cierre.

 

Una de las manifestaciones convocadas en varios municipios de Castellón y Tarragona a favor del cierre del almacén de gas Castor, tras los seísmos.

Una de las manifestaciones convocadas en varios municipios de Castellón y Tarragona a favor del cierre del almacén de gas Castor, tras los seísmos. EFE/ Domenech Castelló

Ya en 2014

 

En febrero de 2014 Escal UGS persiste y reclama al Gobierno la reapertura del proyecto, a partir del informe de una consultora privada que insiste en que la infraestructura es “segura” y fiable”. En marzo, el BEI expresa su confianza en que el Gobierno decida reanudar la actividad.

La empresa ACS, que participa con un 66,67 por ciento en Escal, señala a finales de abril que la inversión en el almacén, 228,48 millones de euros, es recuperable en “cualquier escenario” relacionado con esta inversión.

 

Relación entre Castor y seísmos

Ya en mayo, el Instituto Geográfico Nacional (IGN) confirma que los más de 400 seísmos registrados tienen una “relación directa” con la inyección de gas. A pesar de ello el ministro Soria dice que el almacenamiento se cerrará si los “expertos independientes” confirman esa relación.

Mientras se espera el informe de los expertos independientes, el 29 de mayo, el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) relaciona también los seísmos registrados con la inyección de gas en la planta.

Situación crediticia

La semana pasada, la agencia Fitch rebaja en tres escalones la calificación crediticia del almacén por la “incertidumbre y falta de visibilidad” que rodea al proyecto.

Fitch ya señalaba la “posibilidad creciente” de que la empresa gestora, Escal UGS, devolviera la concesión del almacén, en cuyo caso los bonos emitidos dependerían de una compensación por parte del Estado, que todavía no ha sido probada.

Hoy, finalmente Escal ha anunciado su decisión de renunciar a la concesión. EFEverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies