Incendios Ávila

La Junta de Castilla y León ya estima en 21.993 las hectáreas quemadas en el incendio de Navalacruz

Vecinos de Villarejo (Ávila) apagan un foco del incendio. EFE/Raúl Sanchidrián/Archivo Vecinos de Villarejo (Ávila) apagan un foco del incendio. EFE/Raúl Sanchidrián/Archivo

La Junta de Castilla y León estima en 21.993 las hectáreas arrasadas por el incendio que se declaró el pasado sábado entre los municipios abulenses de Navalacruz y Cepeda de la Mora, después de que un vehículo comenzara a arder junto a la N-502 (Ávila-Córdoba), a la altura del kilómetro 38,000.

Esta cifra coincide con la del Servicio de Gestión de Emergencias Copérnicus que a través de la información satelital había calculado esta misma extensión días atrás, después de que el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, apuntara que se habían quemado “no menos de 12.000 hectáreas” e indicara que la medición satelital en este caso no valía por lo irregular del terreno.

Esta superficie se corresponde con una amplia área que cuenta con un perímetro que se sitúa en torno a los 160 kilómetros, ya que las llamas se extendieron con una gran rapidez, ayudadas por las elevadísimas temperaturas de esos días, las rachas de viento cambiantes y la escasísima humedad.

Bajo nivel de peligrosidad

Estos datos han sido dados a conocer un día después de que la Junta haya rebajado el nivel de peligrosidad, ante la “mejoría generalizada de la situación”, después de seis días de intenso trabajo por parte de un enorme dispositivo del que formó parte hasta el jueves la UME, cuyos efectivos ya se han retirado.

Actualmente, el incendio, que continúa activo, se encuentra en un Nivel 1 de peligrosidad en una escala de 0 a 3, tras permanecer en Nivel 2 durante cinco jornadas en las que cerca de un millar de vecinos fueron desalojados de sus casas en tres municipios.

Desde la Junta de Castilla y León se dio el jueves por controlado el perímetro del fuego, dentro del cual se siguen produciendo pequeñas reproducciones que son sofocadas por el amplio operativo que aún continúa en la zona.

Actualmente trabajan en la definitiva extinción de las llamas seis medios aéreos de distintas comunidades autónomas; 4 técnicos; 9 agentes medioambientales; 6 cuadrillas de especialistas en la lucha contra incendios forestales (ELIF); 2 Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF); 2 bulldozer; 11 autobombas; 12 cuadrillas de tierra y un Puesto de Mando Avanzado (PMA). EFEVerde




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com