SIDRERÍAS RECICLAJE

Un proyecto guipuzcoano convertirá cáscaras de nueces en tinte para ropa

Un proyecto guipuzcoano convertirá cáscaras de nueces en tinte para ropa Mercado con nueces / EFE/Adrian Bradshaw

El proyecto "Lurrekolore" pretende convertir las cáscaras de los más de 50.000 kilos de nueces que se consumen anualmente en las sidrerías guipuzcoanas en tintes naturales para ropa elaborada a partir de elementos reciclados.

El diputado de Medio Ambiente de Gipuzkoa, José Ignacio Asensio, el fundador de la compañía de ropa para actividades al aire libre Ternua, Edu Uribesalgo y la coordinadora de la Asociación de Sidra Natural, Olatz Mitxelena, han presentado hoy en San Sebastián un programa piloto para este proyecto.

La compañía ha diseñado ya un modelo de sudadera y otro de camiseta, para hombre y mujer, que han sido elaborados con tintes naturales procedentes de las cáscaras de nueces y que serán presentados en una feria del sector dentro de quince días en Alemania.

Hasta el momento, se han recogido 300 kilos de cáscaras de nuez en las cuatro sidrerías que han participado en esta experiencia piloto, a la que en un futuro podrían sumarse todas las del territorio, y que, según las previsiones de Ternua, permitirán elaborar un total de 10.000 prendas que se pondrán a la venta al público en las tiendas para febrero de 2019.

La compañía guipuzcoana elaborará estas camisetas y sudaderas con otros materiales “recuperados”, como algodón procedente de prendas usadas y poliéster reciclado a partir de botellas de plástico.

Tratamiento de las cáscaras

Según ha explicado Olatz Mitxelena, para la recuperación de las cáscaras de nueces ha sido necesaria la implicación de los clientes de las sidrerías ya que, para evitar que se mezclaran con otros residuos como migas de pan, los comensales han tenido que depositarlas en unos cuencos especiales facilitados por la Diputación.

El siguiente paso del tratamiento de las cáscaras ha sido su traslado para ser trituradas en una planta de Tudela (Navarra) dedicada a la fabricación de biomasa para calefacción que, a raíz de esta experiencia, estudia también incorporar este material a su producción.

Posteriormente, las peladuras trituradas han sido llevadas a una planta especializada de Barcelona donde, mediante un proceso de presión y calor, fueron convertidas en el tinte natural para teñir las nuevas prendas, cerrando un ciclo que convierte un residuo en un recurso para la industria.

Reducción de la huella hídrica

El proceso, según ha comentado Uribesalgo, reduce la “huella hídrica”, ya que evita el uso de derivados del petróleo y de productos químicos y demuestra que mediante la “economía circular” se pueden elaborar productos de calidad.

Por su parte, el diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, ha puesto este proyecto como ejemplo de responsabilidad “colaborativa” de las empresas y entidades guipuzcoanas y que cierra el ciclo “perfectamente”.

Asensio ha recordado además que “cada vez son menos los recursos disponibles” en el medio natural, por lo que es preciso que la industria “cambie sus procesos y sitúe la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático en la cabecera de sus modelos de negocio”. EFEverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies