Carlos Floriano (PP):El Medio Ambiente es una oportunidad frente a la crisis

Carlos Floriano (PP):El Medio Ambiente es una oportunidad frente a la crisis

Convencido de que el Medio Ambiente es una oportunidad para salir de la crisis, el portavoz de Medio Ambiente del Grupo Popular en el Congreso y secretario de Comunicación del PP, Carlos Floriano, se muestra contrario frente al catastrofismo ambiental y se muestra rotundo cuando asevera que "eprincipal problema medioambiental" que tiene España es el actual Gobierno.

Pregunta .- ¿Qué está haciendo el Grupo Popular por el Medio Ambiente?

Respuesta.- Creo que una gran tarea en el ámbito del Congreso y también en el partido, pero no nos hemos preocupado lo suficiente de que trascienda y lo que no llega a la opinión pública es como si no se hiciese.
Por ello vamos a dar un paso adelante para que todos los posicionamientos que tenemos en el Parlamento se hagan públicos con carácter previo, porque hoy el principal problema medioambiental que tiene nuestro país es precisamente el Gobierno y los ciudadanos tienen que saber que el Partido Popular tiene propuestas serias y sensatas para poner en valor el medio ambiente.
Digo que el principal problema medio ambiental que tiene España es el actual Gobierno, porque las cuestiones ambientales más graves no han sido resueltas ni asumidas: el problema del agua, no ha definido el modelo energético y no ha afrontado la pérdida de biodiversidad.
P.- ¿Qué medidas habría que tomar contra la contaminación en las grandes ciudades?
R.- A medio y largo y plazo hay que transitar hacia una economía baja en emisiones de CO2. El transporte tiene que encontrar otras fuentes energéticas. España debe transitar hacia una economía baja en carbono.
El petróleo ha estado presente en la economía del siglo XX y el siglo XXI debe darle la espalda, salvo que la tecnología capaz de capturar el CO2 sea viable, pero seguirá siendo una solución puntual porque están las partículas de NO2 en suspensión.
El PP propone para combatir la contaminación la renovación de la flotas de vehículos, ya que después del último Plan Renove se ha hecho todo lo contrario. Además, nos negamos a poner más impuestos, porque lo que hay que hacer es incentivar fiscalmente el consumo de vehículos que emitan menos contaminantes. Debemos pasar de la cultura de la sanción a una cultura del incentivo.
P.-¿Para incentivar el uso de las renovables cuál es vuestra propuesta?
R.- Antes quiero reivindicar el desarrollo tan extraordinario que tuvieron y han tenido las renovables con el Gobierno del Partido Popular, que fue el primero en ponerlas en marcha con tal éxito que España se convirtió en un país puntero. El Gobierno de Zapatero ha llevado a cabo una serie de regulaciones e instrumentos jurídicos que han provocado efectos nocivos para el desarrollo de estas energías.
Para el futuro hay que recordar que tenemos unos compromisos europeos y exigen seguir apostando con sensatez y serenidad por las energías renovables. Debemos recordar que el 20% de las energías renovables significan en energía primaria el 42 por ciento.
El problema clave es el del subsector transporte, en el que hay que apostar por rebajar la dependencia del petróleo. Si además introducimos para mejorar la interconexión con el resto de Europa, desde el punto de vista energético, eso nos permitirán depender cada vez menos del exterior y al mismo tiempo encontrar en este sector un elemento para la superación de la crisis y la creación de empleo.
Al mismo tiempo, hay que intentar ser más independientes energéticamente y eso exige renunciar a la dependencia del petróleo, apostar por las renovables, y no cerrar las actuales nucleares.
Pero yo me pregunto qué grupos empresariales están dispuestos a invertir en nuevas centrales nucleares. No tengamos tan claro que hay muchos grupos empresariales dispuestos, porque desde que tomas la decisión hasta que sacas rentabilidad pasan bastantes años.
Si creo que la prolongación de la vida de las centrales es un elemento a tener en cuenta con todas las garantías de seguridad. Cerrarlas es un error si se dan las garantías de seguridad.
P.- ¿Cual es su opinión sobre el ATC?
R.- Se montó un sistema en la legislatura pasada, con apoyo del PP, para que hubiera candidatos pero para que al final la decisión la tomara el Gobierno sobre la base de los informes técnicos. Ahora decimos que ya tiene los informes técnicos y que el Gobierno tome la decisión. Y donde los técnicos estén diciendo donde es lo más oportuno, pues allí tiene que instalarlo y tiene que asumir el coste político que se derive de eso, no se está en política y ni en el Gobierno solo para cortar cintas de AVE o para hacer cosas que guste a todo el mundo, sino que en política se está para tomar decisiones.
Por los residuos pagamos a Francia una cantidad desorbitada todos los días.
P.- ¿Hay sensibilidad medioambiental en el mundo de los diputados?
R.- Creo que hay la misma que en la calle. A toda la gente le preocupa el medio ambiente y sin embargo en las encuestas del CIS no aparece entre los primeros lugares de preocupación.
Creo que todos los movimientos conservacionistas han hecho ver que la pasión sobre el medio ambiente se tiene que unir a la amenaza de una catástrofe. Pero también tenemos que ver el medio ambiente como una oportunidad, en este caso salir de la crisis, crear empleo, poner en valor nuestro patrimonio. Creemos en las políticas medioambientales porque son generadoras de oportunidades y riqueza y no porque se cierne sobre el mundo ninguna amenaza.
Hay que dar una visión positiva y de acogida a la gente porque si no se genera una sensación de rechazo y parece que la militancia ecologista forma parte de un discurso uniforme y global en el que no cabe la discrepancia.Caben otras visiones, cabe discrepancia y cabe decir no nos vamos a vincular a usted porque me está amenazando.Este es el discurso del PP en medio ambiente
P.- ¿Y hay hueco para un Partido Verde en España ? ¿Que piensas de Equo?
R.- Bueno, me da que los partidos que están sólo para una cosa , que tienen solo un discurso y se basan en el liderazgo de alguien conocido tiene un recorrido escaso, aunque lo respeto profundamente.
Me da la sensación, además, de que ahí hay también un elemento de recomposición de la izquierda. La preocupación por el medio ambiente no es patrimonio de nadie y desde luego no es un patrimonio de la izquierda.
P.- ¿Alguna iniciativa legislativa para presentar próximamente?.
R.- Sí la tenemos pero quiero que la vea primero la dirección del grupo. Yo estoy muy preocupado con el derroche que implica que las administraciones públicas no se tomen en serio su obligación de reducción de un 20 por ciento de la demanda de energía y cuando digo de energía, hablo en general de suministros de todo tipo.
Utilizar papel usado, las luces que no se necesiten apagadas, control de las temperaturas uso racional de las impresoras, todo ese tipo de controles nos tiene que llevar a todas las administraciones públicas a la reducción de un 20% .
Si redujéramos, sólo en lo que son los ministerios, un 20 por ciento de la partida llamada suministros se ahorrarían 180 millones de euros.
Creo que si tuviéramos la responsabilidad de gobernar en España y nos creemos nuestros compromisos europeos tenemos que decirle a todo el mundo que hay que reducir el 20 por ciento de la demanda energética y yo añado también de los suministros. Por tanto estamos hablando de una obligación para el Gobierno central, organismos autónomos, CCAA, ayuntamientos, diputaciones provinciales… Es algo que hay que hacer.
P.- Habeis impulsado la modificación de la Ley de Costas, algo no muy bien visto por las ONG ecologistas…
R.- Todos coincidimos en que los ataques más importantes a las costas españolas se han registrado en los últimos 10/15 años y los informes de las ONGs coinciden en este punto.
La Ley de Costas vigente es de 1988, luego la norma no es el instrumento para la defensa de la costa, porque habrá otros elementos que se han superpuesto y que han propiciado ese ataque. No me vale el argumento de que si se toca la Ley de Costas se destruye el litoral, porque y citó a los ecologitas los ataques más importantes se han registrado en los últimos años.
Creo que la ley vigente está pensada para la costa mediterránea no para el resto, la ley confunde y su aplicación práctica también la expropiación con la confiscación. Lo que hace es confiscar a la gente su propiedad en lugar de expropiarsela, si queremos tener costa libre de cualquier predio hay que pagarlo, como cuando se hace una autovía.
Creo que hay elementos culturales situados en la costa española que merecen la pena ser conservados, como por otra parte gobiernos de todo signo reclaman en cada una de las CCAA.
P.- ¿En que estas pensando?
R.- Estoy pensando en las casetas varadero en Baleares, en los pueblos de pescadores de Canarias o Galicia, algunas zonas de Santander o Asturias, en las que hay municipios que son enclaves de carácter cultural, que tiene un elemento que trasciende a otras cuestiones.
Creo también que hay un hecho insular que hay que contemplar. En Formentera, por ejemplo, en su parte más estrecha, la línea de separación del dominio público y del privado se cruzan.
Hay varios elementos que hay que corregir, e insisto proteger la costa española es una competencia del Estado. Creo que debe haber una sola norma de protección, no puede haber ocho distintas y sinceramente en algunos aspectos hay que replantearse esta ley.
P.- ¿En esa misma línea habría que trabajar en materia de recursos hidráulicos?
R.- Como perdamos el concepto de unidad de cuenca, creo que estaremos dando un paso atrás en el cumplimiento de nuestros compromisos europeos marcados en la directiva de agua primero; segundo en un sentido de la solidaridad razonable que debe existir en España; y tercero:sinceramente estaríamos poniendo en quiebra el mejor elemento de protección de nuestros ríos que es el concepto de unidad de cuenca.
Espero que el Tribunal Constitucional se guíe por este último criterio, que está recogido en la directiva marco del agua porque es un éxito de la política española de aguas durante siglos, y que no haga cosas como ocurrió en el 90 con la ley de costas declarando constitucional cosas abiertamente inconstitucionales.
P- ¿Trasvase si?
R.- Hay que tener presente que donde haya agua hay que llevarla a donde no la hay, siempre y cuando se den algunos elementos que lo permitan, que el coste del traslado desde el punto de vista económico, social y medio ambiental no sea superior al beneficio que se va a generar. No cabe que estemos tirando agua al mar para luego recogerla y desalarla. Eso no lo entiende nadie.
La mayor parte de las desaladoras que decían formaban parte de aquel famoso plan de agua están paradas o en desuso, aunque también digo tiene que haber desaladoras donde sean necesarias. No va haber aquí un planteamiento de trasvase sí, desaladoras no o al revés.
P.- ¿El PP derribaría el hotel Algarrobico?
R.- Vamos a ver que dicen los tribunales, pero no entiendo, es espeluznante, como de repente aparecen esas construcciones que invaden un parque natural, las CCAA son las que tienen las competencias en esa materia.
Yo no digo que ahora haya que perjudicar a quienes construyeron en el afán de que estaban haciendo bien, pero alguien tendrá que responder por eso, luego estos señores podrán reclamar por daños y prejuicios, pero esto es una vergüenza, como lo de Estepona y lo de Marbella. Todo autorizado por la Junta de Andalucía.
En un parque natural no se puede construir, a determinados metros de mar tampoco, pero si a los propietarios se les dice construye que no tienes ningún problema, habrá que pedir responsabilidades a quien lo permitió y a estos señores recompensarles de alguna manera porque hubo una autorización administrativa.EFE




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies