Aniversario Deep Water

Carlos Bravo: La recuperación económica post pandemia debe ser verde

Archivo EFE/Tannen Maury

Madrid, 20 abr (EFE).-  La recuperación económica post pandemia deber ser verde y coherente con los compromisos ambientales de la UE, con un sector energético profundamente descarbonizado, asegura el consultor ambiental y ex dirigente ecologista Carlos Bravo en una tribuna en EFEverde, con motivo del décimo aniversario del desastre de la plataforma petrolífera “Deep water horizon”.

En su tribuna “Diez años después del desastre petrolífero de la plataforma Deepwater Horizon persisten los daños ambientales”, Bravo, consultor de la iniciativa de protección de los océanos “Ocean Care”,  señala que “al tiempo que vamos saliendo de la crisis sanitaria, tenemos que poner en marcha medidas de recuperación económica basadas en criterios que nos permitan hacer frente de forma eficaz y justa a ésta crisis y a otra aún peor, la climática”, que “sigue siendo el principal factor de riesgo para el planeta y para la Humanidad”, recuerda.

Por eso considera que no basta sólo con fomentar las energías limpias, sino que hay que aplicar todo tipo de medidas, económicas y legales, para abandonar cuanto antes el uso de combustibles fósiles y propone, como reclama OceanCare y muchas otras entidades,  la prohibición inmediata por ley de todo proyecto de exploración de hidrocarburos y un abandono progresivo pero urgente de las actividades de explotación de éstos actualmente en curso.

En este sentido recuerda las lecciones aprendidas del desastre de la plataforma petrolífera Deepwater Horizon en el Golfo de México: En los últimos años se han ido acumulando las evidencias científicas de que el medio ambiente aún está lejos de recuperarse totalmente y de que la salud humana y la economía de las zonas afectadas siguen sufriendo las consecuencias de la marea negra.

En total, se liberaron al mar más de 4 millones de barriles de crudo (más de 715 millones de litros, el consumo que se realiza en toda España durante casi 4 días) creando una marea negra que cubrió un área estimada de 149.000 km2 (superficie equivalente a una tercera parte del territorio de la España peninsular). Además, para tratar de acelerar la degradación del crudo, se aplicaron unos 7 millones de litros de dispersantes químicos tóxicos, recuerda Bravo, ex reponsable de campañas antinucleares de Greenpeace.

Diez años después sus efectos se siguen notando sobre las especies, como mamíferos marinos y tortugas, o las de interés pesquero, cuya recuperación completa puede tardar más de 30 años, además de invertebrados y plantas, debido a la toxicidad fotoinducida de los hidrocarburos aromáticos policíclicos presentes en el crudo, cuya exposición puede provocar, entre otros efectos:  narcosis, disminución de la reproducción, teratogenicidad, daño en el ADN y formación de tumores en organismos acuáticos.

Por ello considera que, es preciso aprender la lección de lo ocurrido, y en un contexto de emergencia climática como el actual no tiene sentido seguir llevando a cabo actividades de búsqueda de nuevos yacimientos hidrocarburos para su posterior extracción.

En España, el Anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética recoge la prohibición a cualquier nuevo proyecto de exploración, investigación y explotación de hidrocarburos pero permite prorrogar los permisos de investigación y las concesiones de explotación de yacimientos de hidrocarburos ya vigentes hasta el 31 de diciembre de 2042, recuerda Bravo.

La tribuna completa esta disponible para su lectura y descarga en www.efeverde.com de la EFE360 de la Agencia EFE. EFE 

al

“Diez años después del desastre petrolífero de la plataforma Deepwater Horizon persisten los daños ambientales”




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com