ESPECIES INVASORAS

Caracol manzana: el Senado pide al Gobierno que coordine la lucha

Caracol manzana en el Delta del Ebro. Caracol manzana

El Senado ha instado hoy al Gobierno a coordinar, a través del ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, las actuaciones necesarias para acabar en el Delta Ebro con la plaga del caracol manzana, especie invasora que está considerada como una de las más dañinas del planeta.

La moción presentada por Entesa y enmendada por el Grupo Popular ha contado con el respaldo mayoritario de los grupos de la Cámara, lo que se ha traducido en 232 votos a favor y tres en contra.

En la iniciativa se especifica que para las actuaciones que sean necesarias se pondrá en marcha un grupo de trabajo de expertos con representantes de las administraciones de la zona, que trabajarán de forma coordinada con las organizaciones agrarias del territorio.

Durante el debate se ha puesto de manifiesto la dificultad de luchar contra esta plaga, que parece imparable, y que de seguir así puede causar enormes daños en el futuro.

En su iniciativa, Entesa ha advertido que la especie, muy dañina también para el medio ambiente y el equilibrio ecológico de las zonas que invade, amenaza hoy la continuidad del cultivo de arroz en el Delta del Ebro.

Además y según este grupo, las actuaciones llevadas a cabo por cooperativas y Generalitat han resultado infructuosas y por ello entiende que se requiere una intervención de la Administración General sobre este gasterópodo de agua dulce tropical, que se “escapó” de una empresa de flora para acuarios y encontró en las aguas templadas de las lagunas mediterráneas un hábitat adecuado.

El nuevo catálogo español sobre especies exóticas invasoras recoge hasta 181 ejemplares de flora y fauna que constituyen una “amenaza grave” para la economía y la biodiversidad autóctona, entre los que aparece el citado caracol.

De acuerdo con la Comisión Europea, existen en estos momentos 12.000 especies exóticas presentes en Europa, el 15 % de las cuales son invasoras y se están multiplicando rápidamente.

Más allá del daño económico, también suponen un problema ecológico, ya que pueden perjudicar seriamente los ecosistemas y llevar a la extinción de especies autóctonas necesarias para mantener el equilibrio natural.EFE




Secciones:            
Brasil y Lisboa mis primeros destinos profesionales, Hoy entregada al medio ambiente y a mi blog de sexo verde y otras artes https://www.efeverde.com/sexo-verde