INCENDIOS FORESTALES

Cantabria registra 143 incendios forestales desde el inicio del confinamiento

Incendio en la localidad de Vargas (Cantabria) en marzo de 2019. EFE/Pedro Puente Hoyos/ARCHIVO

Cantabria comienza la semana sin incendios forestales tras registrar otros doce fuegos desde las 20.00 horas de ayer domingo que se suman a los 41 provocados durante el fin de semana y que en total alcanzan los 143 desde el inicio del confinamiento por la crisis sanitaria del Covid-19.

El Gobierno de Cantabria mantiene la alerta en la mayor parte de sus comarcas forestales, salvo Valderredible, Valdeprado del Río y Valdeolea, y siguen prohibidas las quemas en toda la comunidad autónoma, según un comunicado.

143 incendios forestales desde el inicio de la cuarentena

El Operativo de la Dirección General de Biodiversidad de la Consejería de Medio Ambiente desplegado en estos días está integrado por 99 Agentes del Medio Natural, 29 cuadrillas forestales, 3 técnicos de guardia y 5 emisoristas, con el apoyo de la BRIF del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, con base en el helipuerto de Ruente.

Con los nueve fuegos provocados en las últimas horas, Cantabria acumula 143 incendios forestales provocados desde que se declaró el estado de alarma en España por la propagación del coronavirus.

El consejero de Innovación, Francisco Martín, ha denunciado este lunes que los causantes de los incendios forestales que ha sufrido Cantabria en los últimos días han provocado daños en las redes de comunicación y ha reclamado una respuesta “contundente” ante estos “atentados”.

Cantabria ha registrado este fin de semana medio centenar de incendios forestales, de los que permanecían activos doce en la noche del domingo, aunque esta mañana ya no registraba ninguno.

Daños económicos en las redes de comunicación de internet

Según Martín, precisamente este domingo han sido dañadas “importantes redes troncales” de comunicación de internet en el área occidental de Cantabria y en el entorno de Santander y los Valles Pasiegos.

El consejero ha explicado que “gracias al enorme esfuerzo” realizado por los operadores de telecomunicaciones se ha conseguido que apenas se haya percibido la ralentización y deterioro de la señal, “debido a las redundancias desplegadas y reforzadas desde el inicio del confinamiento obligado”.

Martín ha pedido “una respuesta contundente” a estas acciones ya que anulan, dice, servicios esenciales a una parte de la población que durante el confinamiento resultan mucho más necesarios, sobre todo a la hora de solicitar ayuda en caso de urgencia sanitaria o de cualquier otro tipo, además de la pérdida de la conectividad para acceder a la educación online o al teletrabajo.

Francisco Martín ha solicitado a las autoridades judiciales que actúen con “el mayor rigor y dureza” contra estos “desalmados” que añaden el deterioro de las redes de comunicación a la devastación de los montes de Cantabria.

El consejero recuerda que el decreto de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19 garantiza el mantenimiento de los servicios de comunicaciones electrónicas y la conectividad de banda ancha.

Y hace hincapié en el carácter, cada vez más imprescindible y estratégico, de las redes y servicios de comunicaciones electrónicas, que se hace más patente aún, dice, en situaciones tan excepcionales y extraordinarias como la actual crisis sanitaria.

“Es difícil comprender este tipo de crímenes en periodos normales, pero es imposible hacerlo en circunstancias de alarma social como los que vivimos”, ha subrayado el consejero, quien añade que “es muy posible que se trate de personas seriamente afectadas por patologías sociales que hay que erradicar de nuestra sociedad”.

Acabar con la complicidad social que ampara a los incendiarios

Martín ha rogado a la población, principalmente a la rural, que se mantenga vigilante ante las personas que salgan de sus casas durante este confinamiento y que se pongan en contacto inmediato con las autoridades en caso de que sospechen de que se trata de incendiarios.

También ha expresado su agradecimiento a todos los efectivos que durante las últimas jornadas han estado combatiendo los incendios en Cantabria, y los esfuerzos de las operadoras de telecomunicaciones para atenuar los efectos de los incendios de las redes telemáticas.

El Gobierno de Cantabria ha reiterado la necesidad de acabar con la complicidad social que ampara a los incendiarios, que con sus actos provocan graves daños ambientales y económicos y suponen un riesgo para la salud pública y la vida de las personas en estos momentos de confinamiento.

“No solo se incrementa el riesgo sanitario para las personas que integran los equipos de extinción y su entorno familiar, al verse obligados a salir del confinamiento para apagar los incendios, sino que el propio incendiario está sumando riesgos sanitarios en su propio entorno”, ha denunciado el consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco.

Blanco ha hecho, un llamamiento a los ciudadanos para identificar a este tipo de personas, evitar prácticas de riesgo y colaborar con las autoridades para avisar de cualquier indicio de fuego, contactando con el 112, con la guardería de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente o con la Guardia Civil. EFEverde

Te puede interesar:

Tres incendios forestales siguen activos en Asturias y dos en Cantabria

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com