DESARROLLO SOSTENIBLE

El alto precio de los cañones de nieve artificial

  • Las estaciones españolas producen anualmente unos 375 kilómetros de nieve artificial esquiable

El alto precio de los cañones de nieve artificial Vista general de la estación La Molina, en Girona. EFE/Robin Townsend

Se necesita un metro cúbico de agua para producir dos metros cúbicos y medio de nieve artificial, lo que según las organizaciones ecologistas supone un gasto "desmesurado" de recursos hídricos y un "derroche energético" en las temporadas de esquí con escasas precipitaciones.

Las estaciones españolas cuentan con más de 4.500 cañones que producen anualmente unos 375 kilómetros de nieve artificial esquiable, según datos facilitados por la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña (ATUDEM), cuyo presidente Aureli Bisbe avala el uso de estas máquinas “para reforzar o, en el peor de los casos, fabricar nieve a partir de cero”.

Sin embargo, este uso afecta a los procesos metabólicos de plantas y animales, porque “el agua para los cañones suele desviarse desde las cabeceras de cuenca de cursos de montaña y esto tiene consecuencias aguas abajo”, ha explicado a EFEverde un portavoz de la asociación Red Montañas, pues “no se reintegra al ciclo sino que acaba fluyendo hacia una vertiente diferente“.

Para resolver este problema, el presidente de ATUDEM propone construir lagos artificiales que “permitan almacenar el agua del deshielo y llevarla a los ríos cuando éstos tengan menos caudal” ya que “al bombear el agua de bajada se consigue un consumo energético menor”.

En todo caso, Bisbe rechaza que el gasto de estas instalaciones sea “altísimo” porque según ha detallado a EFEverde “todas las estaciones de Austria, segundo país del mundo en número de esquiadores, gastan el equivalente a la gasolina que emplean tres ‘jumbos’ para ir y volver del Caribe…, en el caso español, no llegamos ni a medio ‘jumbo'”.

Red Montañas cree que estos cañones cada vez se usan más por culpa del cambio climático: “hace menos frío y en muchos macizos disminuye la cantidad de precipitaciones, tanto sólidas como líquidas”, aunque otras opiniones culpan al incremento de las temperaturas más que a la falta de lluvias.

Para esquiar hay que “hacer obras”

Además, denuncia otros problemas como los corrimientos de tierra que facilitan la instalación de los cañones, ya que pueden generar un incremento de sólidos arrastrados por la escorrentía, alteración del flujo natural de aguas subterráneas o desestabilización de las pendientes.

Cañón de la estación granadina de Sierra Nevada. EFE/Miguel A. Molina

Cañón de la estación granadina de Sierra Nevada. EFE/Miguel A. Molina

“La innivación es como un riego por aspersión, y para regar también hay que hacer obras”, contesta el presidente de ATUDEM, quien recuerda que “la legislación es durísima y para montar un telesilla o hacer cualquier zanja debe presentarse un informe a Medio Ambiente y a Urbanismo”.

Son necesarios estudios medioambientales previos y planes de rehabilitación posteriores “como en cualquier obra”, ha argumentado Bisbe, aunque el investigador del CSIC, Félix Sánchez los califica de “muy someros y globales”.

Sánchez ha asegurado a EFEverde que el control “se centra en rehabilitar las zanjas con especies herbáceas tapizantes pero no en las molestias para la fauna, el proceso vegetativo de los árboles o los trasvases de cuenca”.

Una primavera prolongada

Los animales y las plantas también pueden verse afectados por los cañones, ya que “la consecuencia de innivar durante más tiempo que el periodo natural cambia los procesos metabólicos y vegetativos de los seres vivos”, ha insistido Sánchez.

Además, está el ruido de los compresores que, según Bisbe, es “mínimo y perfectamente soportable para cualquier persona”, si bien reconoce que “afecta a mamíferos de la zona que tienen hábitos nocturnos”, pues “se inniva por la noche porque es precisamente cuando hace más frío y se produce un menor consumo energético”.

Vista de una pista de El Bosque, en el Puerto de Navacerrada, durante el verano. EFE/ Félix Sánchez

Vista de una pista de El Bosque, en el Puerto de Navacerrada, durante el verano. EFE/ Félix Sánchez

El presidente de ATUDEM resume la cuestión recordando que “al menos los cañones de nieve implican contaminación cero”, se ha trabajado “mucho” en mejorar los sistemas de innivación y su intención es “positiva” al buscar una estabilidad económica en la temporada de esquí.

Los ecologistas lo ven de otra manera que, en el caso de Sánchez incluye una apreciación rotunda: “simplemente observa una pista de esquí alpino en verano y verás su verdadero impacto”. EFE/Beatriz Pérez




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies