PLAN HIDROLÓGICO

Cañete admite que el Ebro no tiene excedentes

Cañete admite que el Ebro no tiene excedentes

EFEverde.- El ministro de Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha asegurado que buscará el consenso, también con Cataluña, para aprobar el futuro Plan Hidrológico Nacional (PHN), uno de cuyos principales escollos es el caudal ecológico del Ebro, río que, ha reconocido, no tiene recursos excedentarios.

Cañete ha presidido en Zaragoza la reunión de la Comisión de Seguimiento del Pacto del Agua de Aragón, un programa de actuaciones hidráulicas aprobado en 1992 y que incluía la ejecución de 145 obras con un presupuesto de 3.202 millones de euros y que está ya ejecutado al 47,25 por ciento, según ha dicho el ministro.

Después de la reunión, Cañete ha reconocido que el “mayor problema” del Gobierno a la hora de elaborar el nuevo Plan Hidrológico Nacional es el Ebro, en tanto en cuanto el Plan de la Cuenca del Ebro fue aprobado con el rechazo de Cataluña a pesar de contar con el apoyo de las otras ocho comunidades autónomas de la cuenca.

Cañete ha asegurado que en la nueva planificación hidráulica de España buscará el consenso y, sin referirse expresamente a un hipotético trasvase del Ebro, ha apuntado que “el mayor problema” con este río es la exigencia de Cataluña acerca de los caudales ecológicos.

Cataluña pide un caudal de más de 9.000 hectómetros cúbicos, cuando el río, en la actualidad, tiene unos 3.300, pero el ministro confía en alcanzar un acuerdo al respecto.

“El Ebro no contiene recursos excedentarios, pero hay una comunidad autónoma que los exige”, ha dicho en referencia a este caudal.

Cuando haya “bases científicas” y no solo “emocionales” para determinar este caudal en la planificación hidrológica nacional, se tomará una decisión al respecto que, ha insistido, será “por consenso”.

También se ha referido al rechazo de Aragón a la ley de Evaluación Ambiental y a los recientemente aprobados planes hidrológicos del Júcar y del Segura, que incluyen “determinadas fórmulas”, a petición de los regantes, para dar seguridad jurídica a los trasvases de estos ríos.

Eso no significa, según el ministro, que se esté preparando una legislación para dar cobertura a futuros trasvases, por ejemplo uno del Ebro, sino a los que ya existen, y ha estimado que el rechazo de Aragón a estos planes se debe a la “hipersensibilidad” que existe en la comunidad en materia de agua, y no a una amenaza real de una trasferencia de caudales. EFEverde




Secciones:        

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies