METEOROLOGÍA EUROPA

El Gobierno avala la candidatura de Barcelona a Centro Europeo de Previsión Meteorológica

Vista panorámica de la ciudad de Barcelonatorre con la torre Agbar. Archivo EFE/Marta Pérez

El Gobierno ha decidido presentar la candidatura española para albergar la nueva sede del Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Plazo Medio (ECMWF, por sus siglas en inglés) en Barcelona, por considera que esta ciudad “reúne las condiciones científicas e innovadoras idóneas” para acoger una infraestructura de estas características.

Así lo ha anunciado hoy en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, quien ha afirmado que España cuenta con “el atractivo, el capital productivo, humano y tecnológico para acoger este centro europeo“.

El ECMWF es una organización intergubernamental creada en 1975 con un presupuesto anual superior a los 100 millones de euros, integrada por 34 Estados miembros y asociados, y cuenta con un modelo tecnológico y climatológico global “único” y “reconocido como el que mejores previsiones genera a nivel mundial” según el comunicado facilitado este mediodía por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO).

La propuesta parte, de hecho, de la responsable de este departamento, la vicepresidenta cuarta del ejecutivo Teresa Ribera, quien se ha coordinado para ello con la encargada de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, y con el de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, para darle forma.

Esta misma tarde Ribera y Duque enviarán una carta al director general de ECMWF para informar sobre esta propuesta con la que “creemos que estamos en buenas condiciones” para “competir con otros países que seguro que también lo harán”, ha indicado Montero.

Centro Europeo de Previsión Meteorológica

La candidatura española destaca que Barcelona cuenta con una comunidad que “investiga y desarrolla uno de los mejores modelos de predicción meteorológica y climática global que existen en la actualidad” incluyendo el Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS) que lidera varios contratos de desarrollo del programa europeo Copernicus para la observación de la Tierra.

En esta iniciativa también tendrá “un importante papel” la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) que representa a España en el consejo de países miembros y aporta cada año 3,3 millones de euros al ECMWF.

De acuerdo con el comunicado, de confirmarse la elección de Barcelona, en una primera fase los principales componentes de la nueva sede estarían integrados por los servicios científicos de predicción del propio ECMWF, los de Atmósfera (CAMS) y Cambio Climático (C3S) de Copernicus y las actividades de predicción de inundaciones, incendios y sequías del centro operacional del servicio de Emergencia (CEMS), lo que supondría unas 150 personas.

Posteriormente a partir de 2021 también se trasladaría el servicio de monitorización de emisiones de gases de efecto invernadero de Copernicus y el personal involucrado en otras actividades del ECMWF financiadas por la Comisión Europea, por lo que la cantidad de trabajadores de la sede ascendería a 250.

La nueva sede trabajaría en coordinación con la de Reading (Reino Unido) y la que se está construyendo actualmente en Bolonia (Italia).

El MITECO recuerda que los retornos del programa Copernicus en el país anfitrión son “múltiples y de gran valor añadido” en áreas como la ciencia, la industria, la economía, las finanzas o la mejora de políticas medioambientales locales, entre otras. EFEverde

Te puede interesar:

Europa amplía su predicción meteorológica que dará mayor seguridad

 

 




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com