ECUADOR CONSERVACIÓN

Campaña para salvar el amenazado Chocó ecuatoriano

Ecosistema ecuatoriano. Archivo EFE/José Jácome

La Fundación de conservación Jocotoco lanza una campaña internacional para recaudar fondos a fin de proteger uno de los ecosistemas “más amenazados del mundo”, en la zona del Chocó, en Ecuador.

La campaña “Save the Chocó” busca recaudar cinco millones de dólares en cinco semanas, para comprar y proteger 23.000 hectáreas de selva tropical virgen, única en el Chocó, cuna de biodiversidad en las laderas occidentales de los Andes ecuatorianos.

Es “una de las áreas más importantes de América que alberga más de 140 especies de anfibios y reptiles”, indicó la Fundación en un comunicado.

“¡La oportunidad de conservación de esta área no tiene precedentes! La compra de estas tierras conectaría las reservas circundantes, su conservación crearía en área protegida completamente contigua de más de 740.000 acres, ¡más grande que el Parque Nacional Yosemite en California!”, añadió.

Protección al ecosistema

Esta nueva área protegida -indicó- cubriría un amplio gradiente altitudinal, desde el nivel del mar hasta casi 5.000 metros de altura, “más alto que cualquier montaña en los Estados Unidos continentales”.

Según Jocotoco, al proteger las tierras bajas del Chocó, el bosque nuboso andino y el páramo, será significativamente más grande que cualquier área protegida en el oeste de Ecuador, crucial para las especies cuya supervivencia se ve amenazada por el calentamiento global.

Las especies podrán migrar a tierras altas en búsqueda de temperaturas más frías y creación de resistencia a largo plazo.

Nuevas especies

Todavía hay muchas especies por ser descubiertas y estudiadas en esta, como la hormiga Odontomachus davidsoni y “debido a la rápida deforestación, ¡es muy importante actuar ahora antes de que sea demasiado tarde!”, alertó.

Odontomachus davidsoni es el nombre de esta nueva especie de hormiga, considerada entre las cinco más grandes del Neotrópico.

Las hormigas de mandíbula trampa tienen uno de los movimientos más rápidos conocidos por la ciencia, al cerrarlas sus mandíbulas para capturar a sus presas.

Las expediciones que llevaron a su descubrimiento en la reserva de Canandé las dirigieron Phillip Hönle y Nico Bluthgen de la Universidad de Darmstadt.

Su hallazgo es sorprendente ya que es una hormiga muy grande, similar al tamaño de una conga, con una coloración llamativa y una mandíbula alargada.

Este descubrimiento ayuda a resaltar la importancia de proteger y estudiar los remanentes de bosque de tierras bajas del Chocó, recalcó la Fundación Jocotoco.

Y agregó que junto a su socio Rainforest Trust, se realizó una subasta para elegir el nombre de la especie. El nombre fue elegido en honor a Stuart Carleton Davidson, un amante de la naturaleza.

Los fondos recaudados de la subasta ayudan con la compra de tierras para expandir la reserva Canandé, a fin de crear un corredor que conecte nuestras reservas Canandé y Tesoro Escondido con el Parque Nacional Cotacachi-Cayapas. EFEverde

Te puede interesar:

Ecuador y sus oportunidades de conservación y bienestar social. Por (*) Hugo Arnal (WWF Ecuador)

 

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com